DE LA PLANTA EL PAPEL_ Taller de papel artesano con fibras vegetales a cargo de Juan Barbé

Tierra, pucheros y sol

El taller de papel con el maestro papelero Juan Barbé nos ha permitido experimentar y crear con papeles artesanos a partir de fibras vegetales, algunas de ellas recolectadas en nuestro entorno (el caso del papiro que tienen en sus campos nuestras vecinas Natalia Hevia y Rosa Pintueles o la yuca que está en PACA), otras, como gran variedad de gramíneas, higuera, agapantos, alcachofas, mimbreras y un largo etcétera, plantas y arbustos que nos rodean y con las que se pueden hacer estupendos papeles. La botánica, nuestros campos son un mundo papelero (artesano) del que aprender y con el que experimentar, al margen de la gran industria papelera y frente al monocultivo de eucaliptos. Hemos aprendido sin duda la riqueza que esconden nuestros territorios, donde son posibles otras forma de producir, de hacer, de consumir y de relacionarnos. Siempre bajo una premisa y recomendación que nos hacía Juan Barbé: TIEMPO. Tiempo para hacer las cosas, investigar, prueba y error, atención, repetir otra vez, concentración, observar, calibrar, gesto…el conocimiento no es un click , aunque estos tiempos nos quieran llevar por los caminos de la inmediatez y navegar aguas superficiales.

¿Sabíais que hasta con el estiércol de caballo se hace buen papel? Que hasta los residuos del proceso se pueden usar como compost? En esta entrada está el registro audio de algunas explicaciones de Barbé durante el proceso que nos ha tenido ocupados dos días enteros, el 3 y 4 de julio, así como imágenes que lo ilustran paso a paso (muchas gracias a también a Ana López por la maravillosa documentación fotográfica, las más bonitas son suyas ).

Info y web de Juan Barbé / Papyriphera (Juan Barbé y Carmen Sevilla): https://eskulan.com/ https://www.papyriphera.com/

En el taller hemos trabajado y hecho papel artesano con las siguientes fibras:

  • pulpa de bambú (breve demostración “fácil” con una pulpa ya distribuida por la industria papelera, para ir “calentando motores” hacia las fibras vegetales y todo el largo y fascinante camino que lleva desde la planta verde a la hoja de papel.
  • esparto ya seco que trajo Barbé.
  • papiro recolectado (tallo) en las aldeas de Trubia por Natalia y Rosi.
  • yuca (hoja) seca recolectado en PACA.

registro audio: introducción de Juan Barbé al taller, mientras se cortaba el papiro y comenzábamos el proceso…

algunas de las herramientas y materiales necesarios para montarse un taller de papel casero: cortadora de bacalao, bayetas o “fiselinas”, formas (bastidores de madera con malla serigráfica tensada y marcos correspondientes), cubetas, batidora, olla (no de aluminio debido al uso de sosa en la cocción) y poco más como veréis. Así se montó rápidamente debajo de de la panera de PACA nuestro laboratorio papelero. #PaneraLab!
detalle/strappo en seco de la lastra de pulpa de bambú utilizada como materia prima.
2. en este caso, batido de la mezcla con una batidora profesional (no las domésticas que se quemarían enseguida con las fibras vegetales)
5. Agitar salerosamente para que la fibra se distribuya bien en la tina, agitar siempre antes de meter la forma, ya que la fibra tiende a depositarse en el fondo. (De hecho que se deposite en el fondo es un buen indicio , ya que quiere decir que nuestra fibra vegetal tiene buena densidad).
disposición de mantas y fiselinas en la mesa de trabajo
detalle de la barba de nuestro papel
1. desmenuce de la pulpa en caldero con agua
Tras haber mojado con manguera las mantas y fiselinas, se meten bajo la prensa para sacarles el exceso de agua y que queden al punto ideal de humedad. Esta es realidad la primera operación para tener nuestra mesa de trabajo lista antes del formado de las hojas. En la mesa se disponen en un montón las mantas y en otro las fiselinas, para ir “montando” nuestro “sandwich”.
8. una vez que ha recudido, volcado de la hoja de papel desde su forma a la fiselina. Precisión y velocidad justa, práctica, práctica, gesto….
10.Cuando ya hemos hecho todas nuestras hojas, dentro de sus “camas” de fiselina y mantas apiladas, meterlo todo bajo la prensa, para que suelte el agua en exceso. Entonces ya estará lista para colgarlas (junto a la fiselina) a secar en el tendedero.
aspecto de la pulpa apenas humedecida, se deshace fácilmente
3. la pulpa una vez hinchada de agua y batida
6. se introduce la forma en la tina cargada ya con la pulpa. Se introduce en vertical, se gira bajo el agua para colocarlo en horizontal con el marco hacia arriba y se levanta con movimiento decidido para que agua caiga por gravedad por la trama de nuestro “cedazo” y la fibra se distribuya de forma homogénea. Práctica, práctica… Barbé dixit: , esta es la única hoja bien hecha del taller, porque el resto las vais a hacer vosotros 😉
9. Presionar desde el reverso la malla de la forma para que al retirarla, la hoja quede transferida perfectamente en la fiselina. Al levantar la forma, con la otra mano sujetar siempre la fisleina y mantas de apoyo.
la delicada fragilidad de nuestra hoja recién depositada en la fiselina

cap1. 3 julio 2021

papel con pulpa de bambú

Para iniciar es la forma más sencilla ya que la fibra ya ha sido procesada por la industria papelera, que comercializa varios tipos de fibras para la elaboración de papel. Esa relativa facilidad nos permite familiarizamos con los materiales, procedimientos básicos, gestualidad en el formado de la hoja de papel etc, para ir tomando confianza y empezar después con la extracción de nuestras fibras vegetales : esparto, papiro y yuca.

Juan Barbé nos ha introducido brevemente en la técnica y fases de eleboración, materiales, ingredientes/recetas, algunos trucos de taller y curiosidades, merece la pena escuchar el archivo audio del inicio si os interesa el tema para comprender mejor este breve relato visual y textos que lo acompañan. La intención de esta entrada es que sirva como memoria a quienes han participado en el taller y que suscite curiosidad e interés entre quienes no han podido asistir o nunca se habían planteado el mundo del papel más allá de la producción industrial y seriada. Espero poder conseguirlo, sin duda Juan Barbé y Carmen en vivo y directo lo consiguen!

En común con el resto de papeles que hemos hecho está:

Ser siempre muy limpios con el agua y todos los materiales que empleamos, cualquier impureza pasará a formar parte de nuestro futuro papel.

Humedecer bien las mantas y fiselinas (mojadas bien a golpe de manguera, por superposición y metidas luego bajo la prensa para que suelten el exceso de agua: el punto ideal de humedad de las fiselinas es el que se obtiene una vez sacadas de la prensa) donde iremos colocando por superposición nuestras hojas de papel según vamos haciendo (soporte de base -manta-fiselina-hoja de pael-fiselina-manta-fiselina-hoja de papel-fiselina-manta…etc y todo ello una vez completado el proceso a la prensa nuevamente!)

Con la pulpa las fases se han simplificado, ya que la fibra está ya lista: en este caso basta cortar unos trozos, sumergirlos en agua limpia para que se hinche y absorba el agua, pasarlo por la batidora y cuando esté a buen punto echarla en la tina con agua para el formado de la hoja. Por tanto nos hemos fijado en la densidad de la fibra dentro del agua y en la gestualidad necesaria para manejar la forma, depositarla en las fiselinas, prensado y posterior secado.

*Mientras hacíamos todo esto, se ha cortado el papiro, se ha puesto a remojo el esparto y la yuca y se ha iniciado posteriormente el cocido del esparto.

4. vertido de la pulpa en la tina con agua donde formaremos nuestras hojas de papel. El grosor del papel dependerá de la cantidad de fibra que tengamos en la pila y de la destreza! Poco a poco se va ir descargando la tina, de manera que tendremos que ir renovando y cargando pulpa según vayamos haciendo hojas de papel.
7. al sacarlo, en horizontal se deja que caiga el agua, se retira el marco y se escurre el exceso final de agua antes de “volcar” la hoja en la fiselina preparada y ya húmeda en la mesa.
secado en taller. las hojas una vez secas, las hemos retirado al día siguiente, cogiendo la fiselina, tomando el papel por una esquina que levanta bien, y con el papel boca abajo y sobre la mesa , sujetando siempre el papel, ir retirando en diagonal la fiselina.

verificar el papel: la distribución de la fibra, la homogeneidad, si hay grumos o calvas…etc

audio> momento del batido de la fibra y verificación de su densidad y estado:

audio> el formado del papel:

catálogo de fibras vegetales

ESPARTO (seco) a remojo
PAPIRO (recolectado 4 días antes, aún verde)
fibra de COCO (no hemos trabajado con ella en el taller)

Un pequeño catálogo de las fibras vegetales que hemos empleado en el taller y recolectado, otras como es el caso del Gampi, el banano o el coco no han sido utilizados durante el taller pero es interesante mostrar las inmensas posibilidades del mundo vegetal.

Como norma general, es preferible trabajar con las plantas secas, de cara a la cocción, cortarlas y ponerlas previamente a remojo (incluso el día antes) y calcular la proporción de agua y sosa de la cocción en función del peso de la fibra en seco: un 20% de sosa respecto al peso de la fibra y 15 litros de agua/para 1 Kg de materia/fibra seca. La duración de la cocción es variable según la fibra utilizada, cada una es un mundo! pero por norma general mínimo una hora y media de cocción y a la hora verificar el estado de la fibra vegetal: debe romperse con facilidad en todas las direcciones, desfibrarse. Tras la cocción se puede dejar enfriar de forma natural y dejarla dentro de ese agua hasta el día siguiente.

el corazón de Ana 😉 sección del TALLO DE PAPIRO !
hojas secas de YUCA a remojo junto al esparto
fibra de BANANO (no usada en el taller)

Tras la cocción hay que limpiar/lavar bien la fibra, verter toda la “lejía negra” por medio de cedazo fino (para que la fibra no se pierda) y hacer varios lavados hasta que el agua resultante está limpia. En ese momento ya está lista para la batidora.

Nosotros no hemos hecho papel con ningún aditivo (colas, conservantes…), pero si se metieran, el momento de echarlos es tras el batido y antes de echar la fibra en la tina de agua para el formado de la hoja de papel.

Es posible, como nos ha sucedido con el papiro, que sean necesarios varios lavados y varias pasadas por la batidora. Se puede hacer una verificación en el momento del batido con batidora metiendo una parte de la mezcla en un tarro de cristal y observando a trasluz las fibras, su longitud y densidad.

en la palangana fibra de GAMPI
cortando con el cuchillo de bacalao! Lo que nos sirve del papiro es su tallo, hay que cortar en trocitos pequeños, aunque mejor siempre es hacer un corte longitudinal, extraer la médula y luego trocear!

audio sobre los tipos de fibras y grados de absorción:

3.la fibra de esparto una vez cocida
4. lavado: tras varios lavados, como no la habíamos cortado, la cortamos en este momento para después poder pasarla a la batidora.
6. cortado
7. batidora
9. vertido de la fibra a la tina, siempre agitar el agua antes de introducir la forma
13
1.coccion
4 (det).ya se ve algo de fibra de esparto suelta en el caldero con agua limpia, por eso en los lavados, hacerlo siempre a través de cedazo fino o la misma forma que utilizamos para formar la hoja de papel
madre e hija, qué pareja! 😉
14
2.verificación de la fibra de esparto tras 1 hora cociendo.
5. detalle del lavado
10. formado de la hoja
11. la tina de agua cargada con la fibra (color dorado) e inicio del formado de nuestras hojas de papel de esparto
15. presionar un poco antes de levantar la forma
16. La hoja!

cap. 2 /3 y 4 de julio

papel con fibra de esparto

  • El esparto ya seco.
  • A remojo durante varias horas (mejor desde el día anterior) para que reblandezca, con un poco de sosa.
  • Mejor trocear antes de hervir (no lo hicimos, y lo cortamos una vez hervido)
  • hervir (cocción) durante unas 3h. A la hora verificar con los dedos el estado de la fibra: que se desfibre.
  • Dejar enfriar
  • Una vez frío verter la lejía negra, (el agua de la cocción) por medio de cedazo.
  • Varios lavados de la fibra con agua corriente, ya tendrá algo de fibra disuelta así que siempre con cedazo para no perderla.
  • Batidora con la fibra en un cubo de agua limpia.
  • Verificar la fibra en el tarro con agua limpia: agitar, verla en suspensión, ver la densidad: es bueno cuando crea depósito.

Mítico Barbé! qué bien lo has captado Ana!
8.verificación: en transparencia con un tarro de cristal , agitando, se puede apreciar el estado de la fibra de esparto (cocida, lavada, cortada y batida) en suspensión. Cuando ya está a buen punto, se introduce en la tina de agua del formado del papel.
12. escurrido antes de depositarla en la fiselina
17. cubrir la hoja recién hecha con una fiselina. Colocar la manta encima. Poner otra fiselina para la próxima hoja…
18. Todas las hojas en sus fiselinas y mantas se pasan de nuevo por la prensa, y después se van colgando las fiselinas con el papel adherido para el secado!
1. la plantación y recolección (foto y plantas de Natalia Hevia): DEL PAPIRO UTILIZAMOS EL TALLO (no la hoja, ni la flor)
2. troceado : en este caso y en el de la yuca, por ejemplo, es mejor que estén secas (tallo en el papiro, hoja en la yuca), hacer corte longitudinal, , extraer la medula interna y entonces, trocear para meterlo a remojo (agua y sosa) de manera que se reblandezca antes de la cocción
10. formado de hojas
los cumpais papeleros en acción! Guayarmina y Juan
tallo del papiro fresco troceado
11. seguir colgando!
3. a remojo desde el día anterior.
7. y dale que te dale, lavado, filtrado , dale que te dale… hasta obtener la fibra en su estado ideal: 8. DESPUÉS VOLVER A CORTAR. 9.Y BATIR CON LA BATIDORA.

cap. 3 /3 y 4 de julio

papel con fibra de papiro

Esta vez vamos a empezar a la inversa, desde el final hasta el inicio, porque detrás de esta fina hoja de papel de papiro, hay un largo camino, necesario, como todo buen trabajo artesano, sin celerines, observando, amando lo que se hace, aprendiendo, repitiendo gestos y procesos, hasta obtener el resultado más perfecto posible.

4. cocción en agua y sosa durante unas 3-4 horas
5
5-6. lavados, varios!!! y a través de cedazo una vez completada la cocción hasta que el agua salga limpia (eliminando médula que no habíamos quitado! , sosa y lignina)

Los papeles realizados durante el taller

1.papel realizado con fibra de bambú
2.papel con fibra de esparto
3.papel con fibra de papiro

Una vez terminado el proceso de secado de los diferentes papeles, se retiran con suavidad de la fiselina y ya tenemos nuestros papeles! Al final hemos aprovechado las fibras para hacer mezclas en la tina: la primer papiro+ esparto, la última con todas las sobras: bambú+ esparto + papiro. Los diferentes colores son los que dan las propias fibras, puras y las mezclas. El papel con fibra de yuca hemos continuado a prepararlo Guayarmina y yo, ya estaba en remojo, y como no ha dado tiempo durante le taller, no pudimos evitar descubrir cómo sería su papel. Lo añadiremos por aquí en los próximos días!

detalle de la retirada de la fiselina cuando el papel ya está seco, colocando boca abajo el papel y retirándola con movimiento en diagonal, suavemente y ayudando al papel con la otra mano.

4.papel con mezcla de papiro y esparto
5.papel con mezcla de bambú, esparto y papiro.

¿no os habéis enamorado?

Incluso cuando la hoja no sale perfecta pero compone tus propias geografías?

detalles de las hojas de papiro al trasluz, donde se aprecia la fibra y su color. fotografías de Ana López.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: