Isatis tinctoria: segundo ciclo_ cultivo 2022

La Isatis tinctoria es una planta bianual, de manera que nuestro cultivo sembrado en abril del 2021, después de haber extraído el pigmento de sus hojas durante el mes de octubre-noviembre 2021, ha seguido en la tierra para completar su ciclo: maravillosa floración en el mes abril 2022 y semillas, que hemos dejado madurar hasta mayo-junio, haciendo diferentes recolecciones de semillas.

Mientras, en el terreno contiguo, siempre el mes de mayo 2022 hemos hecho una nueva siembra para poder realizar nuevamente el proceso de extracción de pigmento: el pigmento lo da en el primer año de vida.

Aquí nuevo diario fotográfico de la evolución de nuestro cultivo de Isatis tinctoria.

Este año, además hemos sido invitadas a participar en el ciclo Labranzas de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia en Cerezales del Condado, impartiendo el taller Tierra Cuerpo Celeste: hemos iniciado el 26 de mayo con una breve presentación sobre nuestro proyecto en PACA, compartiendo aprendizajes y sembrando Isatis en la huerta de la Fundación, ya que tenían semillas de Isatis tinctoria guardadas en su banco de semillas, recolectadas anteriormente por los campos baldíos y cunetas de los alrededores, testimonio de que un tiempo, este oro azul, era una actividad agrícola y económica de la zona. En septiembre volveremos a Cerezales para realizar el taller de extracción de pigmento.

Mientras tanto en PACA, en el mes de julio 2022 empezaremos con las primeras extracciones de pigmento!

Seguimos cultivando utopías, cosechando realidades. Huertos como constelaciones culturales! En un palmo de tierra se cultivan cielos!

Isatis tinctoria sembrada en PACA, abril 2021: floración y semillas en el 2022 (abril-junio)

Cómo de algo tan amarillo nace algo tan azul? Floración de Isatis tinctoria en PACA, 7 de abril 2022.

Se empiezan a formar las semillas. 14 abril .Mientras las abejas y demás polinizadores gozan!

Tras la floración: las semillas el 9 mayo 2022

Semillas madurando: 7 de junio 2022. Empezamos la recogida de semilla.

Nueva siembra de Isatis tinctoria en PACA: mayo 2022

Siembra: 9 mayo 2022. Mientras en el terreno contiguo sigue madurando la semilla de la Isatis del año pasado.

Crecimiento de nuestra Isatis tinctoria: 7 de junio 2022.

El nuevo cultivo, el 30 de junio 2022, y al fondo las plantas del 2021 en semilla.

V Encuentro Arte y Naturaleza

Dentro de las actividades del Máster Universitario en Arte: Idea y Producción, se celebra el V Encuentro de Arte y Naturaleza, que tendrá como eje temático: Agroforestar la ciudad, el día 25 de enero en la Sala de Juntas de la Facultad de Bellas Artes de Sevilla.

Por la mañana, están convocados a participar agentes implicados en Sevilla: Nomad Garden, La Plasita, El departamento de artes y oficios aplicados a la ciudad, Salvatusárboles y Red Sevilla x el Clima. En la tarde habrá dos conferencias de las artistas visitantes Virginia López (PACA – proyecto «Hacia una ciudadanía agropolitana») y Asunción Molinos Gordo (proyecto «Como solíamos»).

En calidad de investigadores y organizadores del evento, participan Carmen Andreu-Lara, Rocío Arregui y Antonio García.

Los espacios agroforestales son formaciones con un elevado nivel de calidad en términos de biodiversidad que garantizan la funcionalidad y la regulación de los ciclos naturales. En este encuentro reflexionaremos sobre el arte como un instrumento de agroforestación urbana desde el punto de vista simbólico y desde el punto de vista físico, como un modo de aproximar los ritmos del campo a los ritmos ciudadanos, y de proponer nuevas fórmulas de vivencia, de bienestar y de sostenibilidad. Participan colectivos que están trabajando para contribuir a la construcción de espacios públicos funcionales que faciliten el encuentro de la ciudadanía con lo considerado culturalmente como rural, y las artistas Virginia López (PACA) y Asunción Molinos Gordo cuyas obras cuestionan el discurso de dominación intelectual de lo urbano.

Presentación del KIT PEDAGÓGICO: 20 enero 2022 en LABoral

La publicación está formada por una serie de cuadernitos pedagógicos que recogen, con voluntad divulgativa, los aprendizajes asociados a un conjunto de acciones y prácticas artísticas, paisajísticas y experienciales que fueron realizadas a lo largo de 2021 en las aldeas de Trubia y Veranes (parroquia de Cenero, Gijón) en el marco del programa Hacia una ciudadanía agropolitana, proyecto desarrollado en colaboración con LABoral Centro de Arte y Creación Industrial. Este proyecto tiene entre sus objetivos plantear una relectura de los saberes campesinos, poniendo en valor su potencial transformador, para contribuir a hacer de nuestras ciudades y especialmente de sus territorios periurbanos lugares más participativos, ecoresponsables e inclusivos.

Con esta serie de pequeños manuales queremos abrir la posibilidad de vincular las metodologías empleadas en el desarrollo de estas acciones con el Currículo de Educación Primaria del Principado de Asturias, facilitando su lectura en clave práctica y aplicada y dando pie a que el profesorado se las apropie y pueda imaginar nuevas acciones a partir de lo que aquí se recoge.

Dirigido a: todos los públicos y especialmente al Profesorado de Educación primaria. Nº plazas: 40 . Es necesaria reserva previa [+] Si tienen alguna pregunta pueden ponerse en contacto a través del correo electrónico: educacion@laboralcentrodearte.org, o el teléfono: 985 185 577 http://www.laboralcentrodearte.org/es/educacion/kit-pedagogico-hacia-una-ciudadania-agropolitana/view

Dinámica de la jornada: una sesión de dos horas (aprox) con una presentación inicial de la guía didáctica a cargo de Virginia López (40 min aprox) y posterior filandón de trabajo para poder intercambiar opiniones, posibles vías de aplicación en los centros escolares y en definitiva favorecer su implementación, apropiación y diseminación.

Para facilitar la sesión, el kit pedagógico está disponible para su lectura y consulta en el blog del proyecto: https://agropolitana.wordpress.com/kit-pedagogico-hacia-una-ciudadania-agropolitana/ cuaderno de viaje y bitácora del proyecto donde podrán encontrar todo tipo de material textual y audiovisual con el cual completar y ampliar la lectura de estos manuales y profundizar en este viaje agropolitano.

La guía didáctica “Kit pedagógico. Hacia una ciudadanía agropolitana“ ha sido elaborada por Virginia López, GRIGRI (Susana Moliner y David Pérez), Daniel Franco y Fernando Oyágüez. D.L. AS 00051-2022.

exposición en LABoral 17 nov.2021- 29 enero 2022.

Hacia una ciudadanía agropolitana
exposición
17 noviembre 2021- 29 enero 2022
LABoral Centro de Arte y Creación Industrial

Horario del centro:
miércoles, jueves y viernes: de 10 a 19h
sábado: de 12 a 19h

Esta exposición muestra parte del resultado del programa de actividades participativas y artísticas que se desarrolló desde marzo 2021, de la mano de la artista Virginia López, en las aldeas de Trubia y Veranes, en el entorno rural de Gijón.

Hacia una ciudadanía agropolitana se origina en una serie de experiencias y proyectos desarrollados por la artista en el marco de PACA_Proyectos Artisticos Casa Antonino desde el 2014: nace del compromiso con un lugar específico, conscientes de que los procesos de transformación del territorio son comunes a muchas otras zonas rurales y periurbanas en España y en Europa.

El proyecto mezcla práctica artística y saberes tradicionales con maneras de hacer y colaborar desde la creación contemporánea. Prácticas situadas en las que lo educativo se diluye en lo experiencial, de pequeña escala, enraizadas en lo local pero conectadas con otros contextos (temporales y espaciales), favoreciendo hibridaciones culturales o injertos que responden a una realidad también híbrida, porque las identidades, los territorios que habitamos y nuestro patrimonio cultural están continuamente construyéndose y somos parte responsable.

Hacia una ciudadanía agropolitana transita y habita la eutopía, entendida como ese buen lugar, componiendo imaginarios compartidos de lo que puede ser y lo que podemos hacer, porque la realidad depende también de lo que seamos capaces de imaginar.

Colaboran en el proyecto: Daniel Franco , Fernando Oyágüez , Grigri Projects (Susana Moliner y David Pérez), Econodos (Lorena Lozano), Cristina Cantero, Galiana, Papyriphera, A_Tintúra, Muséu del Pueblu d’Asturies, Nadia Penella, AAVV de Cenero. Diseño gráfico y espacial: pasajero 37.

Restituir una experiencia de seis meses en formato expositivo es siempre complejo, aún conscientes de todo lo que, irremediablemente, se queda fuera, la exposición recorre los diferentes talleres y obras realizadas a lo largo de este proceso:  desde la siembra de Isatis tinctoria a la extracción de pigmento y teñido textil, herbarios realizados durante los paseos etnobotánicos, visiones e imaginarios compartidos en Visores de Ruralidad Aumentada, partituras, composiciones y paisajes sonoros, archivos frotados de hórreos y paneras,  cartografías personales impresionadas sobre tela, obras participadas, restos y registros de laboratorio. Los contenidos se agrupan siguiendo unos ejes temáticos que, como sucede con un paisaje, dialogan y confluyen en una instalación ambiente coral.  

La publicación de una guía didáctica complementa este proceso necesariamente abierto con la aspiración de que los aprendizajes compartidos puedan aplicarse en el ámbito educativo y convertirse en aperos útiles de los que se apropie la comunidad educativa.

Un sincero agradecimiento a las vecinas y vecinos de la aldea de Trubia y alrededores, a quienes nos han abierto las puertas de sus hórreos y paneras (casa Miguel, casa Elena, Casa Pereda, casa Manolo el Maestro, Casa Sucu y casa Carmina Coto ), y por supuesto a todas las personas que han participado en los talleres y encuentros, cuyas aportaciones forman parte de esta exposición.

Pitos y flautas Fernando Oyágüez y Daniel Franco

Con la participación de: Grigri, Guayarmina Díaz, Lucía Marín, Mariana Padilla, Marina, Natalia Hevia,  Virginia López. 

Pitos y Flautas recoge parte de las propuestas realizadas durante los talleres que incluyeron recorridos por el territorio, prácticas de poesía concreta, arte de acción y arte sonoro. En esta actividad se investigó lo sonoro en dos direcciones complementarias: desde una perspectiva más íntima explorando nuestra voz interna, nuestras sonoridades, deseos, formas de enunciar, de ocultar y de relacionarnos con nuestro cuerpo y éste a su vez con el espacio. Para ello, se utilizó la panera como espacio físico y simbólico a la vez: la penumbra, la resonancia, la memoria (individual y colectiva) o el subconsciente. La otra línea de investigación se elaboró a través de una escucha atenta de nuestros paisajes sonoros, construyendo reclamos y compartiendo herramientas de edición y composición sonora colectivas, para adentrarse en el terreno de la ecología acústica pero también en las subjetividades de la percepción sonora: ¿Cómo interfiere la actividad de nuestras sociedades en los hábitats y los procesos de comunicación naturales? ¿Qué cambios han provocado los modos de vida modernos y la industrialización en nuestros entornos sonoros rurales?. Los talleres concluyeron con un concierto improvisado en PACA utilizando todos los recursos explorados. En la sala de exposiciones, la experiencia sonora condensa las diferentes vías de exploración, apoyada en unas partituras que derivan de las pautas o metodología usadas durante todos los talleres: hacer / no hacer / hacer otra cosa. La propuesta invita a ser consciente de cómo el proceso de toma de decisiones es un acto que nos conforma y determina nuestro complejo tejido de relaciones.

encuentros y talleres: https://agropolitana.wordpress.com/category/pitos-y-flautas/

Ser panera Virginia López

Panera de Casa Pereda (1856, estilo Carreño, Trubia), frottage sobre papel de arroz. 145×355 cm. Panera de Casa Sucu (1818, estilo Carreño, Veranes), frottage sobre papel de arroz. 170×355 cm

Hórreos y paneras en Asturias son, sin duda, iconos culturales de la región y del paisaje rural. Aun siendo objeto de protección por parte de la administración por sus valores materiales e inmateriales, languidecen y se derrumban, como un testimonio material de los desequilibrios campo-ciudad. A través de diferentes paseos, visitando algunos ejemplos significativos en las aldeas de Trubia y Veranes, se ha intentado crear experiencias táctiles y afectivas como vehículo para profundizar y contextualizar en su conocimiento, estudio y percepción. Entre las actividades propuestas se realizó un archivo frotado, utilizando la técnica del frottage, como forma de registro y representación. Hórreos y paneras como metáfora de adaptación, vitalidad, reactivación, de espacio común, de identidades complejas y dinámicas (poniéndolos en relación con un humus cultural-temporal y espacial- extenso). En paralelo, la conferencia de Cristina Cantero permitió pensar el patrimonio desde una perspectiva de género; una herramientas para crear discursos significativos que ayuden a una restitución del patrimonio y nos alerten sobre las gramáticas del poder. La visita al Muséu del Pueblu d’Asturies con su director Joaco López, acercó la belleza y riqueza que habita en cada objeto de la sociedad rural tradicional asturiana. Ser panera, ponerse en el lugar del otro, en una relación empática. Ser naturaleza. Plantarnos en la tierra.

encuentros y talleres: https://agropolitana.wordpress.com/category/horreos-y-paneras-patrimonio/

Visores de Ruralidad Aumentada 

Diseño de visores, ideación y desarrollo del taller: GRIGRI (Susana Moliner y David Pérez).

Vídeo: (estéreo, 12’31’’): Virginia López. Visionarios: Alejandro Suárez, Carmen Saavedra, Fernando Oyágüez, Gerardo López, Guayarmina Díaz, Maite Centol, Natalia Hevia y Virginia López. Localizaciones: alrededores de Trubia, Cenero (Gijón). Fabricación de visores: fabLAB Asturias

Este taller planteó un espacio de trabajo colectivo para compartir reflexiones en torno a las maneras en que construimos nuestra mirada sobre el paisaje. El uso de unos Visores de Ruralidad Aumentada, dispositivos irónicamente artesanales, permitió enmarcar fragmentos significativos del entorno, realizar una contemplación consciente y sobreponer, por medio de recursos gráficos y plásticos realizados sobre acetatos transparentes, las percepciones personales de los y las participantes.El vídeo reúne esta composición colectiva de imaginarios y visiones, sugiriendo una mirada que supere los apriorismos, simplificaciones o expectativas con los que a menudo nos acercamos a nuestros entornos rurales o periurbanos.

taller: https://agropolitana.wordpress.com/category/kit-de-herramientas-visores/

Recolectores Virginia López

Manto: 350 x 640cm. Cianotipia, bordado y tintura con pigmento extraído de Isatis tinctoria sobre telas de lino y algodón. Con la participación de: Alejandro Suárez, Ana López, Angeles Castaño, Juan Carlos y Pelayo Bueno, Carmela Saavedra, Galiana, Gloria y Rosa Pintueles, Guayarmina Díaz, Henar García, Isabel Hargoues,  Natalia Hevia, Regina Fernández .

Este capítulo del proyecto ha iniciado en la tierra, sembrando 200m2 de Isatis tinctoria en PACA, planta tintórea de la que se extrae el pigmento azul pastel. Empezar por la tierra importa. En diferentes encuentros se realizó todo el proceso hasta la extracción del pigmento y el teñido de las telas. A través de diferentes talleres de cianotipia, se han trasladado las “recolecciones” realizadas desde abril a agosto (de flora local, de iconografías de hórreos y paneras, de imaginarios y experiencias compartidas) a un gran manto colectivo en el que confluyen, como en un gran río, fragmentos de relatos personales sobre nuestro habitar. Todo es cielo, “la tierra no es sino una porción, un estado de agregación parcial”. La pieza toma como referencia inicial (simbólica y formal) el manto de la Madonna del Parto de Piero della Francesca, estableciendo conexiones entre espiritualidad, historia del arte, conocimiento científico, artesano y cultivos. En la exposición, el manto final se complementa con el invernadero situado frente a él, donde se recogen  objetos, herramientas y procesos empleados para su realización.

encuentros y talleres: cianotipia https://agropolitana.wordpress.com/category/cianotipia/ cultivo de Isatis, extracción y tintura. https://agropolitana.wordpress.com/category/isatis-tinctoria-tintura/

KIT PEDAGÓGICO

Autores: Virginia López, GRIGRI (Susana Moliner y David Pérez), Daniel Franco y Fernando Oyágüez.

Disponible en sala los 8 cuadernillos para su consulta. El 20 de enero presentación de la guía a la comunidad educativa.

toda la info: https://agropolitana.wordpress.com/kit-pedagogico-hacia-una-ciudadania-agropolitana/


Nel “Pieces diariu” de güei: Virginia López presenta la esposición “Hacia una ciudadanía agropolitana”. Dempués de TPA Noticies. Primer edición.https://fb.watch/alKN-PuAO-/
artículo de Luis Feas Costilla en el diario La Nueva España, 23.12.2021
noticia publicada en el diario El Comercio. 18.11.2021

Conferencia de Cristina Cantero

«Género y patrimonio. Hacia una resignificación del hórreo asturiano»

Pensar el patrimonio desde una perspectiva de género. El arte es un lenguaje que utiliza símbolos y códigos para comunicar un mensaje, mediado por la sociedad en la que están creados: refleja los valores y formas de pensar de una época. Ese discurso lo construye, lo consolida y lo refuerza, por este carácter activo, las artes tienen tanta importancia. Cuando abordamos el tema de los hórreos y paneras hay que tener en cuenta las gramáticas del poder (símbolos y recursos que se utilizan para explicitar el poder) y señalar que estas construcciones nacen al interno de una sociedad patriarcal donde la mujer está relegada a un segundo plano, cosificada como cuerpo de fertilidad, no valorada en función de su mente o su diversidad. Leer el patrimonio desde una perspectiva de género nos ayudará a crear discursos significativos, capaces de vincularnos afectiva e intelectualmente, sentirnos representados (restitución patrimonial) y no perpetuar discursos patriarcales donde el empoderamiento de la mujer se asocia únicamente a un matriarcado a su vez ligado a culturas primitivas y de nuevo a la fertilidad.

(Gracias infinitas Cristina)

grabación audio de la conferencia (1 hora):

Cristina Cantero Fernández es una profesional independiente especializada en el campo de la etnohistoria y el patrimonio etnológico. Ha desarrollado investigaciones sobre diferentes manifestaciones socioculturales asturianas, que abarcan diferentes campos como el derecho consuetudinario, el patrimonio cultural (material e inmaterial), los rituales festivos, las construcciones simbólico-identitarias o los grupos con conciencia étnica, entre otros muchos.

Es licenciada y doctoranda en Historia por la Universidad de Oviedo, y también ha cursado estudios de Antropología Social y Cultural. Es miembro fundador y actualmente forma parte de la junta directiva de la Asociación Asturiana de Antropología y Patrimonio Etnológico (ASAPE). También forma parte del Comité Director y Científico responsable de la candidatura a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco de la cultura sidrera asturiana. Igualmente es miembro de la Mesa del Hórreo, encargada de regular los nuevos usos de los hórreos y paneras, y participa en la Comisión de Patrimonio Etnológico del Principado de Asturias. Entre 2000 y 2007 formó parte de la Comisión de Derecho Consuetudinario de la Junta General del Principado de Asturias, en calidad de experta en etnografía jurídica, contribuyendo a la redacción de la Compilación de este mismo derecho.

Ha realizado memorias técnicas sobre diferentes elementos patrimoniales asturianos, tanto para el Principado de Asturias, como para el Ministerio de Cultura, centrándose sus últimos trabajos en la técnica de la piedra seca, la simbología de los tejos, la gestión de los hórreos y paneras, y la religiosidad de los santuarios.

Entre sus publicaciones destacan los libros Etnohistoria del Cotu de Curiel (2003), sobre la comunidad vaqueira del concejo de Gijón, y El agua en la vida cotidiana. Fuentes, lavaderos y abrevaderos de Asturias (2015). Igualmente ha escrito numerosos artículos, entre los que cabe mencionar «El patrimonio etnográfico asturiano en los catálogos urbanísticos», «Superando el desencuentro entre antropología e historia: Adolfo García Martínez» o «Ser vaqueiro, un discurso de largo recorrido».

Desde hace años desempeña una importante labor en la divulgación del patrimonio etnológico asturiano, a través de conferencias y cursos monográficos, así como de la museología o discurso expositivo de diferentes museos y centros de interpretación en Asturias.

Agropolitana en el VII Encuentro Cultura y Ciudadanía. Tabakalera-Donosti.

VII Encuentro Cultura y Ciudadanía: CULTURA POSTCOVID: 25 RETOS

13-15 de octubre, 2021

Tabakalera Donostia

organiza: Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España.

El VII Encuentro Cultura y Ciudadanía se articula temáticamente en torno a los devenires y porvenires de la cultura en el contexto de crisis post-pandemia y a la imaginación y formulación de propuestas y alternativas concretas de futuro.

Algunos de los incontables interrogantes -caben otros muchos- que se abren podrían ser: ¿Qué nuevos desafíos y ámbitos de acción abre para la cultura la situación actual? ¿Cuál puede-debe de ser el rol y la contribución de la cultura y sus instituciones a la salud y los cuidados? ¿Cómo ensamblar cultura y sostenibilidad? ¿Qué respuestas caben ante las desigualdades, sesgos, brechas, riesgos que impone la revolución digital que estamos viviendo? ¿Cómo reimaginar espacios, urbanos y rurales, en los que vivir juntos? ¿Qué políticas pueden servir para descentralizar, reterritorializar y transsectorializar las prácticas culturales? ¿Tenemos que pensar en otras maneras de organizarnos?

Hacia una ciudadanía agropolitana ha sido seleccionado en la convocatoria de proyectos. Presenta el proyecto: Virginia López. Sección Micropresentaciones de proyectos (archivo audiovisual del encuentro) + Stand expositivo en Tabakalera.

Rescatar saberes/Epistemologías diversas * Reequilibrio rural – urbano * Ruralidades Agropolitanas

programa del encuentro: pdf

era época de manzanas y sidra en PACA…

conceptos e ideas clave del encuentro:

Nuevas funciones de la cultura y lo cultural / Bienestar, cuidados y salud mental / Cuidado del planeta / Instituciones cuidadoras / Repensar instituciones- equipamientos-servicios / Institución y cultura de proximidad / Cooperación y ayuda mutua / Cultura para una “buena vida”

Sostenibilidad y sus dimensiones / Crisis climática y ecológica / Agenda 2030 y ODS / Descarbonización / Desextractivismos / Green New Deal / Decrecentismo, poscrecimiento y alternativas al crecimiento / Posthumanismo y coexistencia interespecies / Biodiversidad / Bioeconomías y economía circular / (Eco)feminismos y otros afectos / Transición ecosocial / New European Bauhaus

Virtualidad y participación / Brecha digital, brecha cultural / Neurocapitalismo / Economías de la atención / Desinformación, postverdad y populismos / Derechos digitales / Soberanía, democracia y libertad tecnológica / Nuevos – otros públicos / Nuevos formatos, nuevas necesidades / Digitalización como bien común / Concentrar – Distribuir / Experimentar y diseñar alternativas digitales / Infraestructuras de carácter crítico, experimental o especulativo

Hacia nuevas arquitecturas-espacios para la vida y la cultura / Justicia espacial / Transiciones urbanas / Ciudades sostenibles, inclusivas y de proximidad / “Ciudad 15 minutos” / Movilidad y espacios de vida en común / Ruralizar las mentes y las vidas / Turismo sostenible / Rediseño espacial de las instituciones: modelos emergentes / Soluciones bioclimáticas y sostenibles en espacios culturales / La cultura en los espacios domésticos / Espacios de experimentación radical

Cultura como derecho esencial / Repensar tiempos y prioridades de la acción cultural / Descentralización y cuidado del territorio / Relocalización y diversidad cultural / Apuesta por lo local / Reterritorialización / Desprecarización / Descolonialización y antirracismos / Ecosistemas resilientes de la cultura / Cómo nos organizamos / Redes de solidaridad y apoyo / Participación y gobernanza inclusivas

min. 25′ https://www.youtube.com/watch?v=3pW7mBgI894&t=1504s

Filandón de cosido y paseo al Embalse 21 agosto. Con Galiana.

Desde el inicio del proyecto, se pensó que las experiencias y aprendizajes compartidos pudieran de alguna manera confluir en una obra colectiva, un manto común, que inspirado en el manto azul de la Madonna del Parto de Piero della Francesca, nos protegiera y diera cobijo, pero sobre todo mantuviera unidos los lazos creados, manto-casa y cartografía subjetiva, relato y memoria de lo acontecido. De ahí surgen los talleres de cianotipia a lo largo del proyecto, como una técnica sencilla de representación que además nos vinculaba con otros elementos simbólicos del proyecto.

En las telas realizadas a lo largo del proyecto, y más intensamente en los últimos encuentros previos al filandón de cosido, se reunieron así por parte de diferentes personas implicadas en el proyecto elementos significativos del paisaje de Cenero, anhelos, memorias, revindicaciones, también se trasladó parte de la flora local (recogida durante los paseos etnobotánicos con Lorena Lozano), motivos iconográficos de hórreos y paneras, gráficos y dibujos. En definitiva, se trataba de crear una composición donde poder leer el territorio a partir de las visiones subjetivas de cada una de las participantes.

Ahora quedaba unir las partes.

Y para este filandón de cosido qué mejor que contar con Galiana, (Hadriana Casla y Javiera) sumándose Antonio Sotgiu, con quien Hadriana ha desarrollado proyectos afines a esta propuesta. ( Foghiles / Pinnettas de pedra )

Así fue, una jornada maravillosa de cosido colectivo en el Centro Social el Turrexón de Trubia, una buena comida y el broche final: una procesión al embalse de san Andrés de los Tacones, con las telas convertidas en manto-río, para terminar como Lázaros felices junto al ruido infernal de la autopista, a los pies del embalse que alimenta la acería Arcelor-Mittal, supendidos sobre una lengua de cemento y asfalto sobre un plano de aguas quietas, bajo un mismo cielo, entre campos de pastos y caserías.

Os dejamos una memoria fotográfica del filandón y procesión. (A veces la tecnología juega malas pasadas, el vídeo de la procesión se ha perdido y el drone-filandrón se atascó en un loop eterno de un solo segundo).

Gloria bordando
Rosi nos cuenta la historia de su tela

mañana

Filandón de cosido

Proceso sugerido por Galiana:
1- Colocar todos los fragmentos textiles que tengamos intentando generar una composición de 1m de ancho y larga como de la cantidad de tejido a disposición. Tener en cuenta, para la
realización de esta composición, cómo aparecen los elementos (plantas, horreos, grafismos, etc),
darle una intención.
2- Generar las conexiones entre los fragmentos con lazos.
3- Numerar los pedazos de tela para poder unirlos de nuevo.
4- Bordar, si fuera necesario, en los módulos palabras, fonemas u onomatopeyas que hagan
relación al territorio.
5- Anudar los módulos entre sí generando el manto/río/mapa.
6- Incluir 10 palos de sujección a 1m de distancia entre sí (el número depende de los participantes
y el tamaño de la composición)

Carmela nos trajo indumentaria tradicional asturiana realizada por ella. Enamoradas nos hemos quedado.
Los bordados de Gloria Pintueles.

procesión al embalse

tarde

procesión al embalse

recorrido al embalse de San Andrés desde la aldea de Trubia. Fotografías: Antonio, Virginia y Natalia.

*Detalle y procesos de las telas realizadas durante los talleres de cianotipia y tintura con Isatis tinctoria/ entradas relacionadas:

Referencias de Hadriana Casla en torno al arte textil como herramienta narrativa dentro de proyectos comunitarios:

Cosiendo la sombra
(Hadriana Casla, Antonio Sotgiu y Giorgia Cadeddu)
Durante el Make Festival19, celebrado en Guediawaye, Senegal, en colaboración con GHipHop y Acción Cultural Española, trabajamos con los vecinos de este barrio para diseñar y generar una gran sombra que pudiera incorporarse en los jardines urbanos de esta ciudad, realizados de manera autónoma por sus propios vecinos y vecinas.
Gracias a la colaboración de las sastrerías del barrio, que cedieron restos de sus producciones, conseguimos realizar una gran sombra de varios metros.
https://www.hadrianacasla.com/projects/cosiendo-la-sombra-workshop/

HISTORIAS DEL TERRITORIO
Proyecto itinerante de narrativa territorial a través de la creación colectiva. 2017/2020
Trabajo Fin de Grado. UCM Bellas Artes. 


Historias del Territorio hace uso de las estrategias artísticas para reunir a las personas alrededor de una tarea común. Desde la oralidad y el hacer se pretende generar una visión diversa del territorio, que aglutine las experiencias con el espacio en forma de relatos. Historias de la vida cotidiana que nos conectan con el medio que habitamos, relatos que se suceden en puntos diversos y que juntos crean un retrato colectivo que modifica nuestra forma de entender el paisaje.
https://www.hadrianacasla.com/projects/historias-del-territorio-2/

El textil como un medio de representación comunitaria, como un símbolo de protección:
‘‘Asafo Flags from Southern Ghana takes a historical and contemporary look at Asafo flags. These flags are the insignia created for the numerous military Asafo companies of the Fante states along the coast of Southern Ghana. Historically, Asafo companies were in charge of the safety and protection of the local community as well as warfare. Today they act as the vibrant core of local communities. Their flags depict narratives of pride, wisdom, and defiant messages to enemies and are sacred objects depicting the spirit and history of a company.’’
fuente: https://www.rom.on.ca/en/exhibitions-galleries/exhibitions/art-honour-and-ridicule-asafo-flags-from-southern-ghana
El textil como un medio de denuncia:
‘‘Las arpilleras son testimonios palpables de las experiencias vividas por el pueblo chileno durante los violentos 17 años de régimen dictatorial de Augusto Pinochet. Estos coloridos trabajos textiles
bordados sobre arpilleras registran las historias de mujeres y sus comunidades, denuncian la crueldad del gobierno y dan fe de las violaciones a los derechos humanos que ocurrieron bajo el
mandato del dictador.’’ fuente: https://artishockrevista.com/2020/03/26/arte-mujer-y-memoria-arpilleras-de-chile/

cianotipando III: últimos encuentros de agosto con Virginia López. catálogo de telas

Tras unas semanas de intercambio, decantación o sedimentación, hemos realizado unas jornadas extra de cianotipia, para que cada persona pudiera tener el tiempo necesario para preparar su propia narración, más personal y meditada, al interno de este relato colectivo que se compondría a partir de fragmentos o afluentes durante el filandón de cosido y paseo del 21 de agosto.

Queda aquí recogido el catálogo de todas las cianotipias realizadas desde mayo, que junto a las telas teñidas con pigmento extraído de la Isatis tinctoria durante los talleres de tintura, forman nuestro manto-río o cartografía colectiva puesta en acto durante el paseo del 21 de agosto.

el boceto de Rosi, un amor!
preparando la composición y distribución en la tela final
Insolación de la tela de Rosi
Insolación por separado de los fragmentos que acompañan la cartografía central de Natalia.
Exposición al sol de los Visores de Alejandro
tras el revelado, secado al aire libre.
mi mapa de Cenero…con los pictogramas de contaminación y toxicidad química, acústica etc que se pueden aplicar a nuestra parroquia (están colocados con una cierta proximidad en cuanto a geolocalización)
Natalia retocando el negativo antes de la insolación.

13-19 agosto

relatos, afinidades, visiones, cartografías

Los últimos encuentros necesitaban de un poco de orden en las ideas, una vez que la técnica ya había sido aprendida y no había que preocuparse tanto por ella. Encuentros pequeños y personalizados para acompañar el proceso de cada persona.

Rosi me envío un boceto por whatsapp que era una maravilla. Además, la sabía en su tiny house aquí en Trubia, su parcela con huerta, animales que ama y su «nido de amor», un lugar donde a ella y Ricardo les gusta estar todo el tiempo que pueden, porque normalmente viven en Gijón y en su parcela solo se puede construir una casita de aperos. ¿Cuánta casa necesitamos? es la pregunta que da título a un hermoso libro que tengo de la editorial Gustavo Gili y que recoge las meditaciones y experiencias reales de Thoreau (Estados Unidos), el Cabanon de Le Corbusier (Francia) y el último experimento del autor del libro Urs Peter Flueckiger: la cabaña sostenible en Texas Tentativos de viviendas mínimas, sostenibles, sencillas y en comunión con la naturaleza, lo que quieren también Rosi y Ricardo.

Y esto también tiene relación con Thoreau cuando decía: «para qué sirve una casa si no tienes un planeta tolerable donde colocarla»

Por eso Rosi, en su tela puso aquello que le había gustado más de los talleres de Agropolitana: los hórreos y paneras , los paseos y su re-descubrimiento, el taller de papel (de ahí los papiros como fuegos artificiales y festivos, papiros de su huerta cuya fibra vegetal se usó para hacer papel), pero también aquello que la disturba y preocupa, porque convive diariamente con ella (como todos los demás vecinos de cenero y de Gijón… ): la industria contaminante (térmica y siderúrgica) que ocupa el valle y costa occidental del concejo.

Yo he seguido esa misma línea, porque desde que hemos llegado a Asturias, su cercanía y sus abusos en términos medio ambientales, se me hacen cada vez más intolerables. Las áreas rurales y zonas periurbanas, pese al discurso oficial, parecen seguir siendo un suelo residual a explotar con fines comerciales e industriales, sufriendo la presión urbana en un relación vertical de abuso de poder y explotación de recursos. No he podido evitar recoger junto a manos que hacen y modelan, flora local, silvestre y cultivos tradicionales, calendarios lunares o ciclos de tiempo e iconografías de hórreos y paneras, el peso que tiene la industria en la parroquia de Cenero, llenando de vertidos contaminantes riachuelos y cursos de agua, provocando emisiones contaminantes de «volátiles aromáticos» al aire impunemente -a pesar de las protestas y movilizaciones ciudadanas-, una autopista que genera contaminación acústica y un largo etcétera. Luces y sombras de nuestro territorio.

Natalia ha incorporado su propia profesión como topógrafa y su sensibilidad para dar origen a una cartografía personal depósito de memorias, con una mirada nostálgica, retrata el paisaje de Trubia y Cenero en los años 50 (a partir de las fotografías del vuelo americano ) y las personas que lo hicieron y vivieron (la generación de sus abuelos y padres), un paisaje y un tiempo que fue y que hoy continua transformándose, cuyas huellas pasadas son cada vez más difíciles de rastrear, borrosas con el transcurrir del tiempo, fluidas. Huellas y testimonios que conviven con nuevas generaciones desarraigadas del territorio que habitan, y por ello, huellas, vestigios, restos…cada vez más mudos y frágiles.

Alejandro ha querido introducir los esquemas de construcción de los Visores de Realidad Aumentada -que fueron desarrollados por David (Grigri Projects) y cortados en la FABLab_ para subrayar un elemento importante en la consideración, historia y aplicación de esta técnica fotográfica: de la mano de Anna Atkins (autora del primer libro científico ilustrado fotográficamente), la cianotipia se convierte en un recurso y técnica fotográfica útil para la documentación e ilustración en el ámbito de las ciencias naturales, y durante muchos años fue utilizada en el desarrollo e impresión de planos técnicos (reproducir planos arquitectónicos, dibujos de piezas mecánicas, etc)

La cianotipia se usó hasta 1880, principalmente para hacer pruebas de las placas fotográficas antes de realizar la impresión definitiva, por ser ésta -la cianotipia- más económica que las impresiones basadas en plata. A partir de 1879 la cianotipia empieza su desarrollo comercial, en la Philadelphia Centennial Exposition, donde fue presentada como una tecnología para el copiado de planos, y su uso se prolongó hasta el final del siglo XX.

Notas técnicas:

En el caso de Rosi como veis hemos utilizado el collage y recortables a partir de su boceto inicial para generar su imagen final. En el caso de Natalia fueron contactos de negativos elaborados previamente digitalmente en el ordenador, y en el caso de Alejandro ha realizado el dibujo a mano alzada sobre acetatos de 70 x 100 cm (a partir de boceto y planos digitales), yo he combinado el uso de negativos con dibujos a mano alzada (con rotuladores negros y esmalte) sobre los acetatos de 100 x 70.

tela colectiva. han participado: Natalia, Gloria, Alejandro, Esther, Oscar y Adri, Carmela, Guayarmina.
tela de Virginia López
tela colectiva realizada por Juan, Pelayo, Lu, Ángeles, Henar.
tela de Alejandro Suárez con los planos de los Visores de Ruralidad Aumentada (VRA)
proceso de extracción de pigmento por filtrado.
tela de Rosi Pintueles
telas de Ana López
tela de Virginia López
tela de Natalia Hevia

Taller de Visores de Ruralidad Aumentada con Grigri Projects. 5-8 agosto

En el marco del kit de herramientas agropolitanas: 

TALLER DE FABRICACIÓN DE VISORES DE RURALIDAD AUMENTADA. 

Un taller para caminar, mirar, hacer y compartir puntos de vista sobre nuestros paisajes cotidianos. 

En este taller, y a lo largo de cuatro tardes consecutivas, junto a Grigri Projects hemos fabricado de manera colectiva unos visores que nos permiten agujerear y abrir puntos de observación sobre nuestra realidad circundante para, a partir de esta delimitación de nuestra mirada sobre el paisaje enmarcado, reflexionar y poner en común las visiones del mundo que nacen de nuestra experiencia cotidiana, nuestras memorias y aspiraciones.

Cuatro días maravillosos en los que hemos creado nuevas visiones, construyendo paisajes y alterando el mapa de Trubia por sobreposición de imágenes, interrogantes sobre temas sensibles que nos afectan: formas de co-habitar el territorio, necesidad de conservar y valorar el patrimonio, ecología acústica, fortalezas y fragilidades, necesidades de transporte público, organización del suelo, contaminación, memorias, tradiciones de la cultura campesina, pervivencias, olvidos, colmando huecos y reapropiándonos creativamente de nuestros paisajes cotidianos en este entorno rural periurbano de gran fragilidad que también es un espacio de posibilidad para construir futuros…habitando eutopia!

visionarios 😉 Gerardo y Ratón, Guayarmina, Carmela, Maite Centol, Natalia Hevia, Alejandro, Fernando, Virginia, David y Susana.

Dinámica de las jornadas:

primera tarde

jueves 5 de agosto

La primera jornada transcurrió con una breve presentación de las personas inscritas al taller, a partir de una imagen personal con la que relatar sus propios paisajes interiores, afectos, huellas, resonancias, una manera estupenda para conocernos mejor y poner en común ya algunos sentires y visiones. David introdujo algunas ideas claves que arropan el taller, interrogantes en torno a la percepción del paisaje, así como recursos y herramientas posibles para utilizar en la intervención sucesiva (técnicas, autores, etc). Los visores, con diseño de Grigri Projects han sido cortados en la FABLab de LABoral, despieces componibles que hemos montado juntos al final de la tarde..

segunda jornada

viernes 6 de agosto

El viernes 6 realizamos nuestro paseo de inmersión en el paisaje, observar, caminar, anotar, manipular, indicios y reflexiones… cada persona ha ido indicando geolocalizaciones de cada punto de visión para ir trazando un recorrido y después sobreponer nuestro propio mapa al de google maps, cartografías subjetivas! cuando el mapa no es territorio, cuando nosotrxs creamos nuestros propios puntos de conexiones, apropiación del espacio común.

Al regresar al Chabolu hemos compartido impresiones y motivaciones de cada fragmento de paisaje seleccionado, y se han impreso los «cuadros» de paisaje para tener la referencia de cara al trabajo de intervención en el taller del día siguiente.

tercera jornada

sábado 7 de agosto

momento de trabajo en el taller (intervención en los visores) a partir de las intuiciones y reflexiones espigadas el día anterior: crear paisajes, habitar territorios…corta, pega, dibuja, tacha, inunda, rellena, interroga, calcula, mide…en la Fonfría un grupín a coger ramas de ablanu (avellano) para los pies de los visores.

cuarta jornada:

domingo 8 de agosto

puesta en común caminada. Los visores intervenidos se instalan según vamos caminando dibujando un recorrido en el entorno: visiones e imaginarios creados y comentados por cada visionario!

enlace al mapa de Ruralidad Aumentada en Trubia (google maps

*Próximamente estarán subidas las visiones y audios al mapa creado en google maps) !

Lugar de los talleres y punto de encuentro: El Chabolu (Centro recreativo el Turrexón, aldea de Trubia)

Y las mañanas han sido muy provechosas:

[Mañanas]: EDITATONA PARA LA ELABORACIÓN DE UNA GUÍA PEDAGÓGICA.

Las sesiones de la mañana estuvieron dedicadas al trabajo interno de coordinación y elaboración de una guía pedagógica por parte de parte del equipo del proyecto a partir de las experiencias y aprendizajes compartidos durante el proyecto Hacia una ciudadanía agropolitana. El objetivo es extraer herramientas útiles para su aplicación transdisciplinar en el ámbito escolar, de modo que la comunidad educativa pueda adaptarlas al propio currículum o necesidades.  Os seguiremos contando!

****

breve selección de las referencias que hemos intercambiado por mail, mientras se preparaba este taller de visores que os pueden resultar interesantes:

Qué es el paisaje? Iñaki Abalos

¿Qué era el paisaje para los modernos y qué nos dejaron por herencia? La modernidad construyó e instituyó la noción de paisaje-objeto, un tipo de paisaje que se mira, se usa y se explota pero jamás se establece con él una relación de igualdad.

Se mira: el paisaje es contemplado en ese “peep-show” paisajístico dibujado tantas veces por Le Corbusier.

Un señor – el hombre tipo – sentado y la ventana encuadrando las sensuales curvas de orografía de Río de Janeiro.

Una posición aséptica, estática y contemplativa, que materializa un dominio sin posesión.

Se usa: en efecto, el sujeto mirón también desciende de ese platillo volante-peep-show en el que vive y usa el paisaje, necesita poseerlo de vez en cuando. Pero no está interesado, ni siquiera sabe que podría estarlo, en una comunión o en un intercambio, en establecer una conversación. En el siglo XVIII decía Alexander Pope “escucha a los genios del lugar”. Pero esta invención pintoresca – que los lugares tienen voz y nos hablan diciéndonos lo que esperan ser, qué necesitan y qué no – tristemente se desarrolló como puro visibilismo, como maquillaje.

Se explota: como no habla ni piensa ni tiene vida, el sujeto moderno después de mirar y usar, explota, asciende a chulo del paisaje, lo rompe todo y extrae pequeños beneficios instantáneos. La tierra jamás había sido violada tan sistemáticamente como en el siglo de la modernidad con fines tan exclusivamente mercantiles. Ya no es el lugar el que carece de genius loci sino el planeta o el cosmos.

Algunos modernos creyeron que la noción de paisaje era demasiado decadente y aristocrática, “pintoresca” decían con indisimulado desprecio, y se llenaron la boca con una acepción que consideraban superior por cientifista: el “territorio”. Pero se engañaron doblemente pues en realidad escondían otra proyección sobre el medio físico de raíz ilustrada cuya distancia e incomunicación era aún más evidente –el territorio es siempre el medio físico visto desde arriba, en planta, a vista de pájaro, lo suficientemente lejos como para poder abstraerlo, haciéndolo silencioso, callado para poder utilizarlo para intereses ajenos, otra objetualización, cosificación, llamada urbanismo. Y su presunción de cientifismo era ridículamente antigua: si algo ha evolucionado en la mirada científica, desde la invención del laboratorio y de las técnicas de observación empírica es la abolición del plano general. Vistos desde arriba en planta, sin escala, no solo los no humanos se objetualizan, los humanos asimilados a hormigas quedamos reducidos a movimientos compulsivos sin experiencia ni subjetividad: listos para una macroexplotación.

¿Qué hemos aprendido?. Al menos dos cosas. Una, evidente, que es necesario desarrollar otra relación entre los humanos y el mundo físico, una relación en la que éste pasa de objeto a sujeto, no porque le dejemos sino porque hemos aprendido a escuchar y hablar. Decir esto significa que el paisaje nos construye y nos escucha, que es necesario atravesar una profunda mutación para poder después reestablecer algo así como una comunicación democrática y afectiva entre los humanos y las cosas, los humanos y los no humanos, una idea con consecuencias que rebasan ampliamente el mundo disciplinar o paisajístico para poner en primer lugar el plano político.

Esto no es casual: se trata de restablecer el marco del espacio público de la sociedad contemporánea, el espacio por excelencia de la “polis”. El paisaje no es ya más ese bonito fondo sobre el que destacaban bellos objetos escultóricos llamados arquitectura, sino el lugar en el que puede instalarse una nueva relación entre los no humanos y los humanos: un foro cósmico desde el que redescribir toda la herencia recibida; la democracia extendida a las cosas, pactada. El paisajista es hoy aquél que atraviesa el cristal, se proyecta en el medio, escucha y le habla dejándose así construir a su través otra dimensión de lo público más abarcante y, por qué no, delirante, pues no hay modelos o, peor, toda evocación de modelos nos devolverá instantáneamente a la posición de salida, el paisaje-objeto.

Segunda consecuencia: ya no hay naturaleza, al menos como se entendía antes de los modernos, la parte salvaje y virginal del “ahí afuera”. Ahí afuera hay un conglomerado, la herencia moderna, un mundo en el que naturaleza y artificio aparecen mezclados y envueltos por un mundo vectorial y telemático: el jardín moderno. El mundo es un jardín construido por la modernidad, un jardín estupefaciente, desolador y sublime, cuya variedad e intrincamiento típicamente pintorescos están hechos de contrastes nunca antes imaginados, un paisaje en el que las chimeneas de Auschwitz se mezclan con la estela catastrófica del Apolo XIII y el hongo de Nagasaki con el de las torres gemelas, pero también donde los parques nacionales y las reservas de la biosfera, convertidos en un bien escaso, han pasado a ser los santuarios donde se desarrollan las nuevas liturgias civiles. Hemos heredado otra naturaleza, la suma de la explotación moderna y los restos no devastados, una segunda naturaleza que tiene su propia belleza y sus propias leyes, un mundo entrópico y de extrema fragilidad, donde incluso la conciencia del efecto mariposa (1) parece abrirse paso.

Por un lado estudiar con atención los dos orígenes, antes y después de la modernidad: momento en que se sintió la necesidad de definir una belleza y una concepción estética que identificaba lo natural y lo artificial, que permitía juzgar por igual una construcción y una montaña, un río y una autopista: la elástica noción de lo pintoresco, perviviente a través de la modernidad, tan vilipendiada y hoy rescatada por muchos como el primer paso de una relación más satisfactoria entre naturaleza y artificio, un punto de arranque que se anunció ya en la invención del genio del lugar. Por otro lado, estudiar las potencias estéticas y heurísticas de esa segunda naturaleza o conglomerado dejado en herencia por los modernos: Robert Smithson y sus paisajes entrópicos, las heterotopías de Foucault, el parlamento de humanos y no humanos que construye Latour… La tercera pata es el puro presente, nuestra ciencia, nuestra tecnología, nuestro pensamiento, nuestro arte; las formas en las que restituimos colectivamente no solo la noción de naturaleza sino también nuestra relación con ella. Las tres patas son buenos pastos, tan buenos como la actual aventura marciana en la que aún es incierto quién mira a quién, el Spirit o la piedra Adirondack, un mundo sin sujetos y objetos, hecho de fuerzas de las que solo ahora comenzamos a vislumbrar su magnitud y su alcance sobre nosotros mismos.

Vidas a la intemperie, Marc Badal

(extractos sueltos)

La mirada del campesino era capaz de registrar un cúmulo de significaciones imperceptibles para los demás. Incluso para los campesinos de otro pueblo. Pero era incapaz de ver aquello que llama más nuestra atención cuando vamos al campo. Lo primero que salta a la vista cuando alguien de fuera contempla un lugar. Especialmente si es de ciudad.

Los campesinos no veían el paisaje.

Su relación con el entorno era demasiado cercana. Con su trabajo perfilaba el rostro de la tierra y a su vez se sabía moldeado por ella. Un elemento más del conjunto. Y para ver un paisaje se requiere cierto distanciamiento. La lejanía de la cultura y del arte. La distancia que impone el desconocimiento y la novedad.

Como el pintor o el poeta, en el campo nosotros solo vemos paisajes. Que no son otra cosa que el resultado de nuestra mirada ajena.

Percibir es un modo de proyectarse. Mirar es presentarse al mundo. Mostrar nuestro acondicionamiento y nuestras intenciones.
Por eso la mirada del campesino no tiene nada que ver con la del turista.
Mientras uno consume paisaje, el otro usa el territorio.
Ambos alteran el entorno pero solamente el campesino cambia con las transformaciones del lugar.
El turista, por mucho que cambie el paisaje, seguirá siendo exactamente el mismo.

Dos miradas que ilustran el cambio producido en las últimas décadas.

El mundo campesino ha desaparecido. Ha dejado paso al mundo del que proceden los turistas.

Hemos cambiado un mundo sin paisajes por unos paisajes sin mundo.

La percepción de un paisaje requiere distanciamiento y cultura. También un criterio estético.
Los campesinos no ven paisajes por ninguna parte, por lo tanto, carecen de todo sentido estético.

Una vez más las deducciones lógicas traicionan la realidad.

La mirada del campesino era utilitarista. Bien cierto.
Tanto como la del turista.
Si al turista, a pesar de haber dado tantas pruebas de mal gusto, no le negamos la capacidad para discernir según criterios estéticos ¿por qué se la negamos al campesino?
¿Han sido el único pueblo de la historia al que se le ha atrofiado esta facultad humana?
¿Y les ha ocurrido a todos los campesinos que han existido durante milenios?

Simplemente se expresaban a través de otros códigos.
Y, obviamente, no podían desvincular su inclinación por lo bello de su necesidad por lo útil.

Claes Oldemburg
Superstudio
el siempre grande Ugo La Pietra!

Hacia el manto colectivo! [recursos]

preparativos de cara al 14 de agosto y al filandón del 21 de agosto con Galiana. Recopilación (parcial) de lo hecho hasta ahora, materiales, ideas, sugestiones y referencias.

(imagen de cabecera es obra de la artista Maria lai)

De todo lo subido por aquí, podremos extraer ideas y motivos para ir completando nuestros propios fragmentos y relatos en ese manto colectivo y fluido que como un río o un cielo será la resonancia de las experiencias compartidas en este viaje agropolitano iniciado en marzo. Este es solo un apunte, un pegoyo más, en el caso de que pueda ser útil y servir a completar composiciones, yuxtaposiciones y conexiones …

En todo caso creo que es conveniente pensar un poco en la escala (tamaño total de vuestro fragmento), composición, pensar en la relación fondo-objeto, pensar en espacios vacíos, generar un ritmo?, como organizar los elementos dentro del fondo.

Cualquier idea, boceto o duda, hacemos intercambio por mail esta semana y seguimos dándole vueltas ya de persona el 14 de agosto 😉

Horizontal es el río para ver mejor el cielo

I. Herbario realizado durante los paseos de etnobotánica con Lorena Lozano:

Herbario realizado por las personas que han participado a los paseos de etnobotánica con Lorena Lozano: https://agropolitana.wordpress.com/2021/06/07/paseos-etnobotanicos-con-lorena-lozano/ .

*Si os interesa alguna imagen para hacer en cianotipia ya sea en A4 o en formato A3, decidme cual y preparamos el fotolito (ya sea entera o de un fragmento/detalle)

II. Selección de motivos iconográficos en hórreos y paneras durante los paseos con Virginia López

detalles de la panera de Carmina Coto, 1869 (la de Juan) en Trubia y demás elementos de la «fachada» de la panera, con ventanucos de ventilación e inscripciones en la colondra. Lo mismo: si os gusta algunos de estos elementos para convertir en cianotipia, decidme cual y os preparo los fotolitos (en A4 o en A3) utilizando las fotografías originales a alta resolución.

paseo correspondiente y más imágenes posibles en: https://agropolitana.wordpress.com/2021/05/09/recolectores-horreos-y-paneras_-8-mayo-con-virginia-lopez/


detalles de la panera de casa Pereda, 1856 en Trubia y demás elementos de la «fachada» de la panera. Lo mismo: si os gusta algunos de estos elementos para convertir en cianotipia, decidme cual y os preparo los fotolitos (en A4 o en A3) utilizando las fotografías originales a alta resolución.

paseo correspondiente y más imágenes posibles en: https://agropolitana.wordpress.com/2021/04/18/recolectores-i-horreos-y-paneras/


III. cianotipias en textil parte de las que hemos realizado hasta ahora durante los talleres (para que Galiana vaya viendo los tejidos e historias con los que contamos de cara al filandón del 21 de agosto…según vayamos haciendo los subiremos aquí y hay más que no están aún subidas al blog!).


IV. gráficos, fonemas, onomatopeyas, paisajes sonoros etc realizados durante Pitos y Flautas, que pueden ser utilizados en nuestro manto… podemos hacer un fotolito de estos gráficos y dibujos, inventar y trazar otros que queramos dejar impresos en nuestro relato, podemos esbozarlos en un papel para después trazarlos a mano alzada, crear un stencil con cartulinas recortadas para que por medio de la cianotipia queden en blanco o en azul (según hagamos un negativo o un positivo con nuestra cartulina) , o bien coserlos, bordarlos, con hilo teñido, hilo cianotipado, hilos blancos o lanas de colores…un mundo de posibilidades! viajes cósmicos e inacabados hacia dentro y hacia fuera.

entrada relacionada y otras imágenes y sugestiones: https://agropolitana.wordpress.com/2021/06/05/pitos-y-flautas-24-abril/

V. Durante el taller de visiones con Grigri han surgido imágenes muy interesantes, quizás si alguien quiere puede trasladar una parte a este manto…. ¿hablamos y vemos las posibilidades? los acetatos también pueden usarse como fotolitos para la cianotipia interviniéndolos a mano alzada, con rotulador o con pincel!!

una de las visiones de Maite Centol …

VI telas con tintura isatis realizadas durante el taller del 31 julio. Podemos pensar también cómo crear una composición, un ritmo, espacios más neutros, una pausa, un ritmo adaggio dentro del relato, o como crear enteras composiciones con ellas, a modo de pattern, quizás fases lunares, yo he estado trabajando en este sentido con las tinturas, pensando en su yuxtaposición y alternancia. También se puede trabajar recortando y generando mega patchwork combinando escalas de azules…

telas teñidas por Virginia López para el manto colectivo final, en proceso… 😉

VI ideas sueltas y miscelanea de referencias:

http://www.ruralc.com/2017/03/antonio-ballester-moreno-vivan-los.html
MARIA LAI , «LA NOCHE DE LOS MUNDOS DESCOSIDOS»
https://www.publico.es/internacional/ulassai-pueblo-sardo-ato-montana-superar-rencores-vecinales.html
Maria Lai
https://artishockrevista.com/wp-content/uploads/2020/04/03.jpg
siempre maria lai, cabritillas, u otra cosa en stencil. usando cartulinas y cartones…?

comparto el interesantísimo blog de Hadriana Casla (miembro de Galiana) "el ritual" donde encontraréis infinitud de referencias maravillosas: https://elritual.tumblr.com/

http://collection.folkartmuseum.org/collections

http://www.ruralc.com/2017/03/antonio-ballester-moreno-vivan-los.html
L’ARTE È BELLO DA VEDERSI MA SOPRATUTTO DIREZIONE DI SALVEZZA…MARIA LAI
Eduardo Chillida, composición, sobreposición, recorridos….
colchas expuestas en «el amor a lo bello» exposición que hemos visitado de la mano de Juaco López el pasado 4 de agosto en el Muséu del Pueblu d’Asturies.

https://libreriaelastillero.com/documentos/marcos-kurtycz-exprosecion-guadalajara-mexico-1977art.html

Fina Miralles, exposición en Fundación Cerezales, León. (recortables, como los que hizo Natalia de su abuelo 😉
exposición UTOPIAS en el Musac. (letras, frases, stencil…)
siempre una referencia que nos envía Hadriana Casla: las banderas de Asafo, representación de la comunidad para simbolizar su seguridad (Ghana), aunque está en inglés aparecen diversas imágenes de las banderas con su función simbólica y narrativa (mitos, defensa, poder…)
técnica de bordado tradicional japonés «SASHIKO» del que nos habla Carmela como recurso para la intervención en el el manto colectivo

artículo e imágenes: https://artishockrevista.com/2020/12/18/obra-de-mano-arte-textil-contemporaneo/

seguimos! por hoy …hasta aquí. Seguiremos compartiendo esta fase e intercambiando ideas de cara a nuestro manto-río de cara al encuentro-filandón con Galiana del 21 agosto 😉

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar