Taller de Visores de Ruralidad Aumentada con Grigri Projects. 5-8 agosto

En el marco del kit de herramientas agropolitanas: 

TALLER DE FABRICACIÓN DE VISORES DE RURALIDAD AUMENTADA. 

Un taller para caminar, mirar, hacer y compartir puntos de vista sobre nuestros paisajes cotidianos. 

En este taller, y a lo largo de cuatro tardes consecutivas, junto a Grigri Projects hemos fabricado de manera colectiva unos visores que nos permiten agujerear y abrir puntos de observación sobre nuestra realidad circundante para, a partir de esta delimitación de nuestra mirada sobre el paisaje enmarcado, reflexionar y poner en común las visiones del mundo que nacen de nuestra experiencia cotidiana, nuestras memorias y aspiraciones.

Cuatro días maravillosos en los que hemos creado nuevas visiones, construyendo paisajes y alterando el mapa de Trubia por sobreposición de imágenes, interrogantes sobre temas sensibles que nos afectan: formas de co-habitar el territorio, necesidad de conservar y valorar el patrimonio, ecología acústica, fortalezas y fragilidades, necesidades de transporte público, organización del suelo, contaminación, memorias, tradiciones de la cultura campesina, pervivencias, olvidos, colmando huecos y reapropiándonos creativamente de nuestros paisajes cotidianos en este entorno rural periurbano de gran fragilidad que también es un espacio de posibilidad para construir futuros…habitando eutopia!

visionarios 😉 Gerardo y Ratón, Guayarmina, Carmela, Maite Centol, Natalia Hevia, Alejandro, Fernando, Virginia, David y Susana.

Dinámica de las jornadas:

primera tarde

jueves 5 de agosto

La primera jornada transcurrió con una breve presentación de las personas inscritas al taller, a partir de una imagen personal con la que relatar sus propios paisajes interiores, afectos, huellas, resonancias, una manera estupenda para conocernos mejor y poner en común ya algunos sentires y visiones. David introdujo algunas ideas claves que arropan el taller, interrogantes en torno a la percepción del paisaje, así como recursos y herramientas posibles para utilizar en la intervención sucesiva (técnicas, autores, etc). Los visores, con diseño de Grigri Projects han sido cortados en la FABLab de LABoral, despieces componibles que hemos montado juntos al final de la tarde..

segunda jornada

viernes 6 de agosto

El viernes 6 realizamos nuestro paseo de inmersión en el paisaje, observar, caminar, anotar, manipular, indicios y reflexiones… cada persona ha ido indicando geolocalizaciones de cada punto de visión para ir trazando un recorrido y después sobreponer nuestro propio mapa al de google maps, cartografías subjetivas! cuando el mapa no es territorio, cuando nosotrxs creamos nuestros propios puntos de conexiones, apropiación del espacio común.

Al regresar al Chabolu hemos compartido impresiones y motivaciones de cada fragmento de paisaje seleccionado, y se han impreso los “cuadros” de paisaje para tener la referencia de cara al trabajo de intervención en el taller del día siguiente.

tercera jornada

sábado 7 de agosto

momento de trabajo en el taller (intervención en los visores) a partir de las intuiciones y reflexiones espigadas el día anterior: crear paisajes, habitar territorios…corta, pega, dibuja, tacha, inunda, rellena, interroga, calcula, mide…en la Fonfría un grupín a coger ramas de ablanu (avellano) para los pies de los visores.

cuarta jornada:

domingo 8 de agosto

puesta en común caminada. Los visores intervenidos se instalan según vamos caminando dibujando un recorrido en el entorno: visiones e imaginarios creados y comentados por cada visionario!

enlace al mapa de Ruralidad Aumentada en Trubia (google maps

*Próximamente estarán subidas las visiones y audios al mapa creado en google maps) !

Lugar de los talleres y punto de encuentro: El Chabolu (Centro recreativo el Turrexón, aldea de Trubia)

Y las mañanas han sido muy provechosas:

[Mañanas]: EDITATONA PARA LA ELABORACIÓN DE UNA GUÍA PEDAGÓGICA.

Las sesiones de la mañana estuvieron dedicadas al trabajo interno de coordinación y elaboración de una guía pedagógica por parte de parte del equipo del proyecto a partir de las experiencias y aprendizajes compartidos durante el proyecto Hacia una ciudadanía agropolitana. El objetivo es extraer herramientas útiles para su aplicación transdisciplinar en el ámbito escolar, de modo que la comunidad educativa pueda adaptarlas al propio currículum o necesidades.  Os seguiremos contando!

****

breve selección de las referencias que hemos intercambiado por mail, mientras se preparaba este taller de visores que os pueden resultar interesantes:

Qué es el paisaje? Iñaki Abalos

¿Qué era el paisaje para los modernos y qué nos dejaron por herencia? La modernidad construyó e instituyó la noción de paisaje-objeto, un tipo de paisaje que se mira, se usa y se explota pero jamás se establece con él una relación de igualdad.

Se mira: el paisaje es contemplado en ese “peep-show” paisajístico dibujado tantas veces por Le Corbusier.

Un señor – el hombre tipo – sentado y la ventana encuadrando las sensuales curvas de orografía de Río de Janeiro.

Una posición aséptica, estática y contemplativa, que materializa un dominio sin posesión.

Se usa: en efecto, el sujeto mirón también desciende de ese platillo volante-peep-show en el que vive y usa el paisaje, necesita poseerlo de vez en cuando. Pero no está interesado, ni siquiera sabe que podría estarlo, en una comunión o en un intercambio, en establecer una conversación. En el siglo XVIII decía Alexander Pope “escucha a los genios del lugar”. Pero esta invención pintoresca – que los lugares tienen voz y nos hablan diciéndonos lo que esperan ser, qué necesitan y qué no – tristemente se desarrolló como puro visibilismo, como maquillaje.

Se explota: como no habla ni piensa ni tiene vida, el sujeto moderno después de mirar y usar, explota, asciende a chulo del paisaje, lo rompe todo y extrae pequeños beneficios instantáneos. La tierra jamás había sido violada tan sistemáticamente como en el siglo de la modernidad con fines tan exclusivamente mercantiles. Ya no es el lugar el que carece de genius loci sino el planeta o el cosmos.

Algunos modernos creyeron que la noción de paisaje era demasiado decadente y aristocrática, “pintoresca” decían con indisimulado desprecio, y se llenaron la boca con una acepción que consideraban superior por cientifista: el “territorio”. Pero se engañaron doblemente pues en realidad escondían otra proyección sobre el medio físico de raíz ilustrada cuya distancia e incomunicación era aún más evidente –el territorio es siempre el medio físico visto desde arriba, en planta, a vista de pájaro, lo suficientemente lejos como para poder abstraerlo, haciéndolo silencioso, callado para poder utilizarlo para intereses ajenos, otra objetualización, cosificación, llamada urbanismo. Y su presunción de cientifismo era ridículamente antigua: si algo ha evolucionado en la mirada científica, desde la invención del laboratorio y de las técnicas de observación empírica es la abolición del plano general. Vistos desde arriba en planta, sin escala, no solo los no humanos se objetualizan, los humanos asimilados a hormigas quedamos reducidos a movimientos compulsivos sin experiencia ni subjetividad: listos para una macroexplotación.

¿Qué hemos aprendido?. Al menos dos cosas. Una, evidente, que es necesario desarrollar otra relación entre los humanos y el mundo físico, una relación en la que éste pasa de objeto a sujeto, no porque le dejemos sino porque hemos aprendido a escuchar y hablar. Decir esto significa que el paisaje nos construye y nos escucha, que es necesario atravesar una profunda mutación para poder después reestablecer algo así como una comunicación democrática y afectiva entre los humanos y las cosas, los humanos y los no humanos, una idea con consecuencias que rebasan ampliamente el mundo disciplinar o paisajístico para poner en primer lugar el plano político.

Esto no es casual: se trata de restablecer el marco del espacio público de la sociedad contemporánea, el espacio por excelencia de la “polis”. El paisaje no es ya más ese bonito fondo sobre el que destacaban bellos objetos escultóricos llamados arquitectura, sino el lugar en el que puede instalarse una nueva relación entre los no humanos y los humanos: un foro cósmico desde el que redescribir toda la herencia recibida; la democracia extendida a las cosas, pactada. El paisajista es hoy aquél que atraviesa el cristal, se proyecta en el medio, escucha y le habla dejándose así construir a su través otra dimensión de lo público más abarcante y, por qué no, delirante, pues no hay modelos o, peor, toda evocación de modelos nos devolverá instantáneamente a la posición de salida, el paisaje-objeto.

Segunda consecuencia: ya no hay naturaleza, al menos como se entendía antes de los modernos, la parte salvaje y virginal del “ahí afuera”. Ahí afuera hay un conglomerado, la herencia moderna, un mundo en el que naturaleza y artificio aparecen mezclados y envueltos por un mundo vectorial y telemático: el jardín moderno. El mundo es un jardín construido por la modernidad, un jardín estupefaciente, desolador y sublime, cuya variedad e intrincamiento típicamente pintorescos están hechos de contrastes nunca antes imaginados, un paisaje en el que las chimeneas de Auschwitz se mezclan con la estela catastrófica del Apolo XIII y el hongo de Nagasaki con el de las torres gemelas, pero también donde los parques nacionales y las reservas de la biosfera, convertidos en un bien escaso, han pasado a ser los santuarios donde se desarrollan las nuevas liturgias civiles. Hemos heredado otra naturaleza, la suma de la explotación moderna y los restos no devastados, una segunda naturaleza que tiene su propia belleza y sus propias leyes, un mundo entrópico y de extrema fragilidad, donde incluso la conciencia del efecto mariposa (1) parece abrirse paso.

Por un lado estudiar con atención los dos orígenes, antes y después de la modernidad: momento en que se sintió la necesidad de definir una belleza y una concepción estética que identificaba lo natural y lo artificial, que permitía juzgar por igual una construcción y una montaña, un río y una autopista: la elástica noción de lo pintoresco, perviviente a través de la modernidad, tan vilipendiada y hoy rescatada por muchos como el primer paso de una relación más satisfactoria entre naturaleza y artificio, un punto de arranque que se anunció ya en la invención del genio del lugar. Por otro lado, estudiar las potencias estéticas y heurísticas de esa segunda naturaleza o conglomerado dejado en herencia por los modernos: Robert Smithson y sus paisajes entrópicos, las heterotopías de Foucault, el parlamento de humanos y no humanos que construye Latour… La tercera pata es el puro presente, nuestra ciencia, nuestra tecnología, nuestro pensamiento, nuestro arte; las formas en las que restituimos colectivamente no solo la noción de naturaleza sino también nuestra relación con ella. Las tres patas son buenos pastos, tan buenos como la actual aventura marciana en la que aún es incierto quién mira a quién, el Spirit o la piedra Adirondack, un mundo sin sujetos y objetos, hecho de fuerzas de las que solo ahora comenzamos a vislumbrar su magnitud y su alcance sobre nosotros mismos.

Vidas a la intemperie, Marc Badal

(extractos sueltos)

La mirada del campesino era capaz de registrar un cúmulo de significaciones imperceptibles para los demás. Incluso para los campesinos de otro pueblo. Pero era incapaz de ver aquello que llama más nuestra atención cuando vamos al campo. Lo primero que salta a la vista cuando alguien de fuera contempla un lugar. Especialmente si es de ciudad.

Los campesinos no veían el paisaje.

Su relación con el entorno era demasiado cercana. Con su trabajo perfilaba el rostro de la tierra y a su vez se sabía moldeado por ella. Un elemento más del conjunto. Y para ver un paisaje se requiere cierto distanciamiento. La lejanía de la cultura y del arte. La distancia que impone el desconocimiento y la novedad.

Como el pintor o el poeta, en el campo nosotros solo vemos paisajes. Que no son otra cosa que el resultado de nuestra mirada ajena.

Percibir es un modo de proyectarse. Mirar es presentarse al mundo. Mostrar nuestro acondicionamiento y nuestras intenciones.
Por eso la mirada del campesino no tiene nada que ver con la del turista.
Mientras uno consume paisaje, el otro usa el territorio.
Ambos alteran el entorno pero solamente el campesino cambia con las transformaciones del lugar.
El turista, por mucho que cambie el paisaje, seguirá siendo exactamente el mismo.

Dos miradas que ilustran el cambio producido en las últimas décadas.

El mundo campesino ha desaparecido. Ha dejado paso al mundo del que proceden los turistas.

Hemos cambiado un mundo sin paisajes por unos paisajes sin mundo.

La percepción de un paisaje requiere distanciamiento y cultura. También un criterio estético.
Los campesinos no ven paisajes por ninguna parte, por lo tanto, carecen de todo sentido estético.

Una vez más las deducciones lógicas traicionan la realidad.

La mirada del campesino era utilitarista. Bien cierto.
Tanto como la del turista.
Si al turista, a pesar de haber dado tantas pruebas de mal gusto, no le negamos la capacidad para discernir según criterios estéticos ¿por qué se la negamos al campesino?
¿Han sido el único pueblo de la historia al que se le ha atrofiado esta facultad humana?
¿Y les ha ocurrido a todos los campesinos que han existido durante milenios?

Simplemente se expresaban a través de otros códigos.
Y, obviamente, no podían desvincular su inclinación por lo bello de su necesidad por lo útil.

Claes Oldemburg
Superstudio
el siempre grande Ugo La Pietra!

Hacia el manto colectivo!

preparativos de cara al 14 de agosto y al filandón del 21 de agosto con Galiana. Recopilación (parcial) de lo hecho hasta ahora, materiales, ideas, sugestiones y referencias.

(imagen de cabecera es obra de la artista Maria lai)

De todo lo subido por aquí, podremos extraer ideas y motivos para ir completando nuestros propios fragmentos y relatos en ese manto colectivo y fluido que como un río o un cielo será la resonancia de las experiencias compartidas en este viaje agropolitano iniciado en marzo. Este es solo un apunte, un pegoyo más, en el caso de que pueda ser útil y servir a completar composiciones, yuxtaposiciones y conexiones …

En todo caso creo que es conveniente pensar un poco en la escala (tamaño total de vuestro fragmento), composición, pensar en la relación fondo-objeto, pensar en espacios vacíos, generar un ritmo?, como organizar los elementos dentro del fondo.

Cualquier idea, boceto o duda, hacemos intercambio por mail esta semana y seguimos dándole vueltas ya de persona el 14 de agosto 😉

Horizontal es el río para ver mejor el cielo

I. Herbario realizado durante los paseos de etnobotánica con Lorena Lozano:

Herbario realizado por las personas que han participado a los paseos de etnobotánica con Lorena Lozano: https://agropolitana.wordpress.com/2021/06/07/paseos-etnobotanicos-con-lorena-lozano/ .

*Si os interesa alguna imagen para hacer en cianotipia ya sea en A4 o en formato A3, decidme cual y preparamos el fotolito (ya sea entera o de un fragmento/detalle)

II. Selección de motivos iconográficos en hórreos y paneras durante los paseos con Virginia López

detalles de la panera de Carmina Coto, 1869 (la de Juan) en Trubia y demás elementos de la “fachada” de la panera, con ventanucos de ventilación e inscripciones en la colondra. Lo mismo: si os gusta algunos de estos elementos para convertir en cianotipia, decidme cual y os preparo los fotolitos (en A4 o en A3) utilizando las fotografías originales a alta resolución.

paseo correspondiente y más imágenes posibles en: https://agropolitana.wordpress.com/2021/05/09/recolectores-horreos-y-paneras_-8-mayo-con-virginia-lopez/


detalles de la panera de casa Pereda, 1856 en Trubia y demás elementos de la “fachada” de la panera. Lo mismo: si os gusta algunos de estos elementos para convertir en cianotipia, decidme cual y os preparo los fotolitos (en A4 o en A3) utilizando las fotografías originales a alta resolución.

paseo correspondiente y más imágenes posibles en: https://agropolitana.wordpress.com/2021/04/18/recolectores-i-horreos-y-paneras/


III. cianotipias en textil parte de las que hemos realizado hasta ahora durante los talleres (para que Galiana vaya viendo los tejidos e historias con los que contamos de cara al filandón del 21 de agosto…según vayamos haciendo los subiremos aquí y hay más que no están aún subidas al blog!).


IV. gráficos, fonemas, onomatopeyas, paisajes sonoros etc realizados durante Pitos y Flautas, que pueden ser utilizados en nuestro manto… podemos hacer un fotolito de estos gráficos y dibujos, inventar y trazar otros que queramos dejar impresos en nuestro relato, podemos esbozarlos en un papel para después trazarlos a mano alzada, crear un stencil con cartulinas recortadas para que por medio de la cianotipia queden en blanco o en azul (según hagamos un negativo o un positivo con nuestra cartulina) , o bien coserlos, bordarlos, con hilo teñido, hilo cianotipado, hilos blancos o lanas de colores…un mundo de posibilidades! viajes cósmicos e inacabados hacia dentro y hacia fuera.

entrada relacionada y otras imágenes y sugestiones: https://agropolitana.wordpress.com/2021/06/05/pitos-y-flautas-24-abril/

V. Durante el taller de visiones con Grigri han surgido imágenes muy interesantes, quizás si alguien quiere puede trasladar una parte a este manto…. ¿hablamos y vemos las posibilidades? los acetatos también pueden usarse como fotolitos para la cianotipia interviniéndolos a mano alzada, con rotulador o con pincel!!

una de las visiones de Maite Centol …

VI telas con tintura isatis realizadas durante el taller del 31 julio. Podemos pensar también cómo crear una composición, un ritmo, espacios más neutros, una pausa, un ritmo adaggio dentro del relato, o como crear enteras composiciones con ellas, a modo de pattern, quizás fases lunares, yo he estado trabajando en este sentido con las tinturas, pensando en su yuxtaposición y alternancia. También se puede trabajar recortando y generando mega patchwork combinando escalas de azules…

telas teñidas por Virginia López para el manto colectivo final, en proceso… 😉

VI ideas sueltas y miscelanea de referencias:

http://www.ruralc.com/2017/03/antonio-ballester-moreno-vivan-los.html
MARIA LAI , “LA NOCHE DE LOS MUNDOS DESCOSIDOS”
https://www.publico.es/internacional/ulassai-pueblo-sardo-ato-montana-superar-rencores-vecinales.html
Maria Lai
https://artishockrevista.com/wp-content/uploads/2020/04/03.jpg
siempre maria lai, cabritillas, u otra cosa en stencil. usando cartulinas y cartones…?

comparto el interesantísimo blog de Hadriana Casla (miembro de Galiana) "el ritual" donde encontraréis infinitud de referencias maravillosas: https://elritual.tumblr.com/

http://collection.folkartmuseum.org/collections

http://www.ruralc.com/2017/03/antonio-ballester-moreno-vivan-los.html
L’ARTE È BELLO DA VEDERSI MA SOPRATUTTO DIREZIONE DI SALVEZZA…MARIA LAI
Eduardo Chillida, composición, sobreposición, recorridos….
colchas expuestas en “el amor a lo bello” exposición que hemos visitado de la mano de Juaco López el pasado 4 de agosto en el Muséu del Pueblu d’Asturies.

https://libreriaelastillero.com/documentos/marcos-kurtycz-exprosecion-guadalajara-mexico-1977art.html

Fina Miralles, exposición en Fundación Cerezales, León. (recortables, como los que hizo Natalia de su abuelo 😉
exposición UTOPIAS en el Musac. (letras, frases, stencil…)
siempre una referencia que nos envía Hadriana Casla: las banderas de Asafo, representación de la comunidad para simbolizar su seguridad (Ghana), aunque está en inglés aparecen diversas imágenes de las banderas con su función simbólica y narrativa (mitos, defensa, poder…)
técnica de bordado tradicional japonés “SASHIKO” del que nos habla Carmela como recurso para la intervención en el el manto colectivo

artículo e imágenes: https://artishockrevista.com/2020/12/18/obra-de-mano-arte-textil-contemporaneo/

seguimos! por hoy …hasta aquí. Seguiremos compartiendo esta fase e intercambiando ideas de cara a nuestro manto-río de cara al encuentro-filandón con Galiana del 21 agosto 😉

Empezar por la tierra. Isatis tinctoria (II): recolección, extracción de pigmento y tintura [15, 17 y 31 julio]

Llegamos a julio y nuestra planta isatis tinctoria está ya madura para su recolección. A partir de aquí empieza esa otra fase que es el largo camino hacia el azul: de la planta al color! Han sido mucho los tentativos para la extracción del color, algunos fallidos, y seguimos este proceso en el que los pequeños detalles son importantes, las variables muchas, y hay que tener paciencia , los tiempos son largos, pautados, pero sin duda merece la pena, todo un aprendizaje. Gracias a Massimo por todos sus consejos y acompañamiento en todas estas fases, desde la siembra y el cultivo, a las recetas para la extracción del pigmento y el teñido de paños con pigmento extraído de la isatis.

troceado de las plantas para dejarlas macerando. Esta vez lo hicimos vertiendo hasta cubrir completamente las hojas con agua a 70 ¨c dejándolas en maceración durante 2 horas.
filtrado de las hojas de isatis y recuperación del agua de maceración. Días más tarde Massimo me ha dicho que el agua debería haber sido de color verde…eso ya sería otra prueba (y otra entrada del blog! vamos por partes)
craso error!!: esta vez en lugar de hidrosulfito (que se añade al agua una vez oxigenada), nos había llegado por equivocación hiposulfito… y no es lo mismo claro, aún así el teñido salió de este color….

cap. 2

primer tentativo (teñido con hoja fresca) 15 julio

No vamos a iniciar por la experiencia exitosa y espectacular, sino por los primeros tentativos. Aunque mi idea no era teñir con la hoja fresca sino con el pigmento una vez extraído de la planta, quería ver qué color podía resultar tiñendo con la hoja fresca, sin duda no un azul potente como el que sale con el pigmento, pues el contenido de indigotina es muy bajo (hay muy poca concentración, si consideramos que de 1,5Kg de hoja fresca podemos extraer solo unos 3 gr de pigmento!), pero sí un verde turquesa pálido… ese fue el resultado.

En cualquier caso el proceso o fases fundamentales son las mismas: recolección, maceración (a frío 24 horas, nosotras el 15 de julio lo hicimos a calor, 2 horas con agua a 70 grados y quizás hizo que la clorofila se deteriorase demasiado, porque el gua de maceración en lugar de ser verde era ya del color coñac, tal y como dicen en algunos documentos pero que yo desaconsejaría: mejor con agua a temperatura ambiente y durante 24horas, en ese caso el agua de maceración resulta verde), filtrado de hojas, alcalinización (PH a 9,5 -10), oxigenación y en lugar del decantado, tintura.

con Guayarmina tras haber añadido la sosa (5%) al agua de maceración (de marrón pasa a color verde oscuro) e inicio de la oxigenación manual hasta que la espuma resultante del batido se pone de color azul. Entonces a calentar, añadir hisdrosulfito de sodio y en temperatura de 65¨C aprox, tras dejarlo reposar unos minutos, inmersión de tejidos en la tina /olla.
recolección del 17 de julio. Fotografías de esta jornada: Ana López

cap. 3

recolección durante el taller del 17 de julio

Recolección: Un momento feliz, siempre que llega el momento de recolectar algo que has visto crecer, sembrado, cuidado a lo largo de meses. Feliz si se comparten estos momentos, feliz cuando se emprende algo desconocido, feliz de aprender, aunque lleve mucho tiempo, pruebas fallidas, incertezas, limpiar hierbas, regar dientes de león en abril creyendo que salía la isatis, luego verla brotar furiosa y llena de energía, y ahora emprender ese largo camino del todo nuevo que lleva a convertir nuestra isatis tinctoria en pigmento azul pastel. Las primeras pruebas de color de me han enamorado, todo un aprendizaje… y en estos momentos tan de ordenador, de redes virtuales, de “vender” imagen: qué maravilloso antídoto estar entre las plantas cultivadas, en el campo, sentir la brisa, la tierra, observar la evolución, tanto que hay quien me ha dicho (y lo comprendo), que lo maravilloso llega ahora, en ese momento alquémico de transformar la planta en color azul, en oro azul. Pero yo me encanto ya con la planta, con lo que significa, con sus tiempos y su presencia, con estar ahí con ellas. Así fue que sin darme cuenta el otro día recolectando, charlando… transcurrió una hora o más y yo no me dí ni cuenta. Podría pasarme el día entero..

Así fue… y como todo el proceso es lento, ese día apenas llegamos a dejar las hojas macerando en agua. El resto del tiempo lo empleamos, dado que había personas que no habían asistido a los talleres de cianotipia a completar cianotipias en textil de cara al manto colectivo …siempre en clave azul 😉

Recolectoras: Ana, Esther, Carmen, Rosi, Regina, Guayarmina, Natalia y Dani.

pigmento de hierba pastel (Isatis Tinctoria)
compuesto de pigmento, sosa y agua una vez añadido el hidrosulfito que lo hace virar al color amarillo.

Carmela ya en la fase de fijación de color con un baño de los tejidos en agua y vinagre.
Nuestra tina de tintura!
telas teñidas por Virginia para el manto colectivo

cap. 4

Taller de teñido con pigmento extraido de isatis tinctoria

31 de julio, con Virginia López

#Receta a partir de lo indicado por Massimo Baldini:

las proporciones se realizan en función del tejido (seco) que deseamos teñir);
10% pigmento extraido de la isatis tinctoria, 5% di soda caustica 10% di hidrosolfito de sodio.

  1. pigmento guado/hierba pastel/isatis tinctoria;
  2. soda caustica;
  3. agua (la necesaria para cubrir los diferentes ingredientes);
    el compuesto se calienta al baño maría sin superar los 65°; mezclamos y dejamos reposar 10/20 minutos;
  4. hidrosulfito en polvo;
    mezclar bien (non debe entrar oxígeno);
    y dejar en reposo 10- 20 minutos.
    atención: se trata de químicos peligrosos que no deben ser utilizados con presencia de niñxs y debe trabajarse siempre con los materiales de protección oportunos, mascarilla, guantes, gafas…). Mirar siempre las fichas técnicas de los químicos empleados.
  5. El compuesto creado una vez que añadimos el hidrosulfito pasa a tener color amarillento, tipo aceite de oliva virgen, y este mismo color es el que debe mantenerse durante todo el proceso de tintura. en la tina.
    A este punto añadimos el compuesto a nuestra tina con agua a unos 60-70 °, mezclamos ligeramente sin introducir oxígeno e introducimos el tejido a teñir durante un tiempo variable dependiendo de la fibra (5-30 min). Nosotros lo hicimos con una media de 10 min, tratándose de linos y algodón, pero de diferentes gramajes y tipos (blanco, crudo..etc) que ha generado una bellísima gama de azules.

cianotipando II. 10 julio, con Virginia López

Segunda jornada de cianotipias, sesión de mañana y tarde, en gran escala y un paso más hacia los filandones de cosido…

tela comunitaria realizada en la sesión de tarde

un poco de introducción previa
emulsionado de tela por inmersión
secado de la tela emulsionada en luz de seguridad
negativo por contacto (las #pintaderas de Guaya)
la flor de papiro de Carmela
las gramíneas de Oscar y Adri
lavado en agua de la segunda tela (sesión de tarde)
Las pintaderas de Guayarminas, azul delicado y precioso!
Carmela preparando una segunda probeta con la emulsión.
negativo realizado previamente a partir de la fotografía del herbario (rosa mosqueta).
la tela al sol durante unos 40 min. Se nos cruzó un nubarrón perezoso…
el abuelo de Natalia (insolación)
revelado!
familia al completo!
elección de los negativos disponibles para su uso
la tela comunitaria emulsionada y colocación de objetos y negativos por contacto. Hay que ser rápidos ya que estamos a luz natural.
colocación de cristales para que los objetos y negativos queden prensados y no se muevan durante la insolación
la procesión… de la sombra al sol.
segundo lavado en agua con 3% de agua oxigenada.
la parra de Esther

cap.2

cianotipia o el contacto de una ausencia

Jornada completa haciendo cianotipias, esta vez las hemos realizado de forma comunitaria, utilizando grandes telas para ir avanzando hacia la manta-vestido colectivo. Las telas han sido emulsionadas dentro de la panera de PACA tras una breve explicación técnica (químicos, trucos, recetas, fases a realizar…etc), tras la fase de secado siempre en luz de seguridad dentro de la panera, han sido insoladas, se han revelado por medio de diferentes lavados y puestas a secar.

Siempre por contacto de superficie, se han dispuesto tanto plantas y objetos del entorno como algunos negativos /fotolitos (impresiones sobre acetato) realizados a partir de fotografías digitales tomadas a las plantas recolectadas y prensadas en nuestro herbario (herbario realizado durante los talleres de etnobotánica con Lorena Lozano en junio) y fotografías de los motivos decorativos presentes en las paneras y hórreos de Trubia Veranes (realizadas durante los talleres “recolectores”, paseos que hicimos visitando más de seis paneras y hórreos de dichas aldeas entre abril y mayo).

Como comentaba en el taller de cianotipia, los pasos a seguir para realizar cianotipia, son sencillos, el secreto está en experimentar y seguir practicando. Podemos aprovechar los imprevistos de una técnica que tiene muchas variables: el tipo de soporte, la proporción empleada en los químicos, y sobre todo, el clima: la radiación de rayos UV, las nubes que a veces se cruzan y nos hacen dilatar los tiempos, la humedad relativa del ambiente, el contraste de nuestros negativos…etc.

Nosotros en esta ocasión hemos empleado como soporte telas blancas de algodón viejas (por tanto ya lavadas innumerables veces, si es nueva es mejor siempre quitarle el apresto, es decir, lavarla previamente). La emulsión se ha hecho por inmersión de la tela en una bañera con los químicos (no con brocha, en caso de brocha: usar con precaución si tienen metal, o mejor usar brochas tipo hake, que son las que tenemos en el taller, al no tener nada en metal trabajamos tranquilos). Posteriormente siempre en penumbra se ha acelerado su secado empleando secadores de pelo.

La proporción utilizada ha sido :

  • 50g di citrato férrico amoniacal verde (A) en 200ml de agua destilada
  • 50 g de ferricianuro postasico (B) en 200ml de agua destilada. (este se puede emplear en una dilución de 10-12 g en 100 ml de agua destilada)

emulsión aplicada: (A) + (B) mezclados en igual cantidad.

*recordatorio: Las dos soluciones se conservan indefinidamente y se pueden preparar a luz normal. Una vez mezcladas A+B al 50% hay que utilizarlas en el día , mantenerlos en la oscuridad (tarros con tapa que no dejen pasar la luz, de cristal o de plástico) y también aplicar la emulsión en luz de seguridad (no hace falta cámara oscura, pero sí penumbra suficiente para que no empiece el proceso de oxidación).

El día era soleado, pero con nubes en la mañana, lo que ha hecho que los tiempos de insolación, en lugar de una media de 15 min (lo que suele bastar en días de sol pleno), fuesen más de 30min. Indicador de que ya podemos retirar nuestra pieza del sol: la escala de color de la emulsión> pasa del amarillo ácido (cuando la aplicamos), al verde, luego al azul, y estará lista cuando se torne de un azul grisáceo o metalizado.

Los lavados se han hecho en agua normal (no acidulada) y a alguna tela se le ha aplicado un segundo baño en agua con un 3% de agua oxigenada para ganar contraste (aunque disminuye los valores medios).

equipo cianotipero: Natalia, Gloria, Alejandro, Esther, Oscar y Adri, Carmela, Pelayo, Lu, Ángeles, Henar, Guayarmina.

solo algunas recomendaciones para compara de material, pero hay miles de sitios donde comprarlos!! : los químicos los he comprado en químicos dalmau (online) y las brochas hake baratitas en totenart.

lista no? a secar la primera tela comunitaria del turno de mañana
motivos iconográficos de hórreos y paneras (por contacto de negativo), con gran definición, se notan perfectamente las vetas de la madera de la colondra!
el helecho (por contacto de negativo) de Ángeles
Lu Laforesta, proceso de isnsolación y resultado! un amor!

post anterior de cianotipia (taller de mayo) : https://agropolitana.wordpress.com/2021/06/10/todo-es-cielo-cianotipando-i/

DE LA PLANTA EL PAPEL_ Taller de papel artesano con fibras vegetales a cargo de Juan Barbé

Tierra, pucheros y sol

El taller de papel con el maestro papelero Juan Barbé nos ha permitido experimentar y crear con papeles artesanos a partir de fibras vegetales, algunas de ellas recolectadas en nuestro entorno (el caso del papiro que tienen en sus campos nuestras vecinas Natalia Hevia y Rosa Pintueles o la yuca que está en PACA), otras, como gran variedad de gramíneas, higuera, agapantos, alcachofas, mimbreras y un largo etcétera, plantas y arbustos que nos rodean y con las que se pueden hacer estupendos papeles. La botánica, nuestros campos son un mundo papelero (artesano) del que aprender y con el que experimentar, al margen de la gran industria papelera y frente al monocultivo de eucaliptos. Hemos aprendido sin duda la riqueza que esconden nuestros territorios, donde son posibles otras forma de producir, de hacer, de consumir y de relacionarnos. Siempre bajo una premisa y recomendación que nos hacía Juan Barbé: TIEMPO. Tiempo para hacer las cosas, investigar, prueba y error, atención, repetir otra vez, concentración, observar, calibrar, gesto…el conocimiento no es un click , aunque estos tiempos nos quieran llevar por los caminos de la inmediatez y navegar aguas superficiales.

¿Sabíais que hasta con el estiércol de caballo se hace buen papel? Que hasta los residuos del proceso se pueden usar como compost? En esta entrada está el registro audio de algunas explicaciones de Barbé durante el proceso que nos ha tenido ocupados dos días enteros, el 3 y 4 de julio, así como imágenes que lo ilustran paso a paso (muchas gracias a también a Ana López por la maravillosa documentación fotográfica, las más bonitas son suyas ).

Info y web de Juan Barbé / Papyriphera (Juan Barbé y Carmen Sevilla): https://eskulan.com/ https://www.papyriphera.com/

En el taller hemos trabajado y hecho papel artesano con las siguientes fibras:

  • pulpa de bambú (breve demostración “fácil” con una pulpa ya distribuida por la industria papelera, para ir “calentando motores” hacia las fibras vegetales y todo el largo y fascinante camino que lleva desde la planta verde a la hoja de papel.
  • esparto ya seco que trajo Barbé.
  • papiro recolectado (tallo) en las aldeas de Trubia por Natalia y Rosi.
  • yuca (hoja) seca recolectado en PACA.

registro audio: introducción de Juan Barbé al taller, mientras se cortaba el papiro y comenzábamos el proceso…

algunas de las herramientas y materiales necesarios para montarse un taller de papel casero: cortadora de bacalao, bayetas o “fiselinas”, formas (bastidores de madera con malla serigráfica tensada y marcos correspondientes), cubetas, batidora, olla (no de aluminio debido al uso de sosa en la cocción) y poco más como veréis. Así se montó rápidamente debajo de de la panera de PACA nuestro laboratorio papelero. #PaneraLab!
detalle/strappo en seco de la lastra de pulpa de bambú utilizada como materia prima.
2. en este caso, batido de la mezcla con una batidora profesional (no las domésticas que se quemarían enseguida con las fibras vegetales)
5. Agitar salerosamente para que la fibra se distribuya bien en la tina, agitar siempre antes de meter la forma, ya que la fibra tiende a depositarse en el fondo. (De hecho que se deposite en el fondo es un buen indicio , ya que quiere decir que nuestra fibra vegetal tiene buena densidad).
disposición de mantas y fiselinas en la mesa de trabajo
detalle de la barba de nuestro papel
1. desmenuce de la pulpa en caldero con agua
Tras haber mojado con manguera las mantas y fiselinas, se meten bajo la prensa para sacarles el exceso de agua y que queden al punto ideal de humedad. Esta es realidad la primera operación para tener nuestra mesa de trabajo lista antes del formado de las hojas. En la mesa se disponen en un montón las mantas y en otro las fiselinas, para ir “montando” nuestro “sandwich”.
8. una vez que ha recudido, volcado de la hoja de papel desde su forma a la fiselina. Precisión y velocidad justa, práctica, práctica, gesto….
10.Cuando ya hemos hecho todas nuestras hojas, dentro de sus “camas” de fiselina y mantas apiladas, meterlo todo bajo la prensa, para que suelte el agua en exceso. Entonces ya estará lista para colgarlas (junto a la fiselina) a secar en el tendedero.
aspecto de la pulpa apenas humedecida, se deshace fácilmente
3. la pulpa una vez hinchada de agua y batida
6. se introduce la forma en la tina cargada ya con la pulpa. Se introduce en vertical, se gira bajo el agua para colocarlo en horizontal con el marco hacia arriba y se levanta con movimiento decidido para que agua caiga por gravedad por la trama de nuestro “cedazo” y la fibra se distribuya de forma homogénea. Práctica, práctica… Barbé dixit: , esta es la única hoja bien hecha del taller, porque el resto las vais a hacer vosotros 😉
9. Presionar desde el reverso la malla de la forma para que al retirarla, la hoja quede transferida perfectamente en la fiselina. Al levantar la forma, con la otra mano sujetar siempre la fisleina y mantas de apoyo.
la delicada fragilidad de nuestra hoja recién depositada en la fiselina

cap1. 3 julio 2021

papel con pulpa de bambú

Para iniciar es la forma más sencilla ya que la fibra ya ha sido procesada por la industria papelera, que comercializa varios tipos de fibras para la elaboración de papel. Esa relativa facilidad nos permite familiarizamos con los materiales, procedimientos básicos, gestualidad en el formado de la hoja de papel etc, para ir tomando confianza y empezar después con la extracción de nuestras fibras vegetales : esparto, papiro y yuca.

Juan Barbé nos ha introducido brevemente en la técnica y fases de eleboración, materiales, ingredientes/recetas, algunos trucos de taller y curiosidades, merece la pena escuchar el archivo audio del inicio si os interesa el tema para comprender mejor este breve relato visual y textos que lo acompañan. La intención de esta entrada es que sirva como memoria a quienes han participado en el taller y que suscite curiosidad e interés entre quienes no han podido asistir o nunca se habían planteado el mundo del papel más allá de la producción industrial y seriada. Espero poder conseguirlo, sin duda Juan Barbé y Carmen en vivo y directo lo consiguen!

En común con el resto de papeles que hemos hecho está:

Ser siempre muy limpios con el agua y todos los materiales que empleamos, cualquier impureza pasará a formar parte de nuestro futuro papel.

Humedecer bien las mantas y fiselinas (mojadas bien a golpe de manguera, por superposición y metidas luego bajo la prensa para que suelten el exceso de agua: el punto ideal de humedad de las fiselinas es el que se obtiene una vez sacadas de la prensa) donde iremos colocando por superposición nuestras hojas de papel según vamos haciendo (soporte de base -manta-fiselina-hoja de pael-fiselina-manta-fiselina-hoja de papel-fiselina-manta…etc y todo ello una vez completado el proceso a la prensa nuevamente!)

Con la pulpa las fases se han simplificado, ya que la fibra está ya lista: en este caso basta cortar unos trozos, sumergirlos en agua limpia para que se hinche y absorba el agua, pasarlo por la batidora y cuando esté a buen punto echarla en la tina con agua para el formado de la hoja. Por tanto nos hemos fijado en la densidad de la fibra dentro del agua y en la gestualidad necesaria para manejar la forma, depositarla en las fiselinas, prensado y posterior secado.

*Mientras hacíamos todo esto, se ha cortado el papiro, se ha puesto a remojo el esparto y la yuca y se ha iniciado posteriormente el cocido del esparto.

4. vertido de la pulpa en la tina con agua donde formaremos nuestras hojas de papel. El grosor del papel dependerá de la cantidad de fibra que tengamos en la pila y de la destreza! Poco a poco se va ir descargando la tina, de manera que tendremos que ir renovando y cargando pulpa según vayamos haciendo hojas de papel.
7. al sacarlo, en horizontal se deja que caiga el agua, se retira el marco y se escurre el exceso final de agua antes de “volcar” la hoja en la fiselina preparada y ya húmeda en la mesa.
secado en taller. las hojas una vez secas, las hemos retirado al día siguiente, cogiendo la fiselina, tomando el papel por una esquina que levanta bien, y con el papel boca abajo y sobre la mesa , sujetando siempre el papel, ir retirando en diagonal la fiselina.

verificar el papel: la distribución de la fibra, la homogeneidad, si hay grumos o calvas…etc

audio> momento del batido de la fibra y verificación de su densidad y estado:

audio> el formado del papel:

catálogo de fibras vegetales

ESPARTO (seco) a remojo
PAPIRO (recolectado 4 días antes, aún verde)
fibra de COCO (no hemos trabajado con ella en el taller)

Un pequeño catálogo de las fibras vegetales que hemos empleado en el taller y recolectado, otras como es el caso del Gampi, el banano o el coco no han sido utilizados durante el taller pero es interesante mostrar las inmensas posibilidades del mundo vegetal.

Como norma general, es preferible trabajar con las plantas secas, de cara a la cocción, cortarlas y ponerlas previamente a remojo (incluso el día antes) y calcular la proporción de agua y sosa de la cocción en función del peso de la fibra en seco: un 20% de sosa respecto al peso de la fibra y 15 litros de agua/para 1 Kg de materia/fibra seca. La duración de la cocción es variable según la fibra utilizada, cada una es un mundo! pero por norma general mínimo una hora y media de cocción y a la hora verificar el estado de la fibra vegetal: debe romperse con facilidad en todas las direcciones, desfibrarse. Tras la cocción se puede dejar enfriar de forma natural y dejarla dentro de ese agua hasta el día siguiente.

el corazón de Ana 😉 sección del TALLO DE PAPIRO !
hojas secas de YUCA a remojo junto al esparto
fibra de BANANO (no usada en el taller)

Tras la cocción hay que limpiar/lavar bien la fibra, verter toda la “lejía negra” por medio de cedazo fino (para que la fibra no se pierda) y hacer varios lavados hasta que el agua resultante está limpia. En ese momento ya está lista para la batidora.

Nosotros no hemos hecho papel con ningún aditivo (colas, conservantes…), pero si se metieran, el momento de echarlos es tras el batido y antes de echar la fibra en la tina de agua para el formado de la hoja de papel.

Es posible, como nos ha sucedido con el papiro, que sean necesarios varios lavados y varias pasadas por la batidora. Se puede hacer una verificación en el momento del batido con batidora metiendo una parte de la mezcla en un tarro de cristal y observando a trasluz las fibras, su longitud y densidad.

en la palangana fibra de GAMPI
cortando con el cuchillo de bacalao! Lo que nos sirve del papiro es su tallo, hay que cortar en trocitos pequeños, aunque mejor siempre es hacer un corte longitudinal, extraer la médula y luego trocear!

audio sobre los tipos de fibras y grados de absorción:

3.la fibra de esparto una vez cocida
4. lavado: tras varios lavados, como no la habíamos cortado, la cortamos en este momento para después poder pasarla a la batidora.
6. cortado
7. batidora
9. vertido de la fibra a la tina, siempre agitar el agua antes de introducir la forma
13
1.coccion
4 (det).ya se ve algo de fibra de esparto suelta en el caldero con agua limpia, por eso en los lavados, hacerlo siempre a través de cedazo fino o la misma forma que utilizamos para formar la hoja de papel
madre e hija, qué pareja! 😉
14
2.verificación de la fibra de esparto tras 1 hora cociendo.
5. detalle del lavado
10. formado de la hoja
11. la tina de agua cargada con la fibra (color dorado) e inicio del formado de nuestras hojas de papel de esparto
15. presionar un poco antes de levantar la forma
16. La hoja!

cap. 2 /3 y 4 de julio

papel con fibra de esparto

  • El esparto ya seco.
  • A remojo durante varias horas (mejor desde el día anterior) para que reblandezca, con un poco de sosa.
  • Mejor trocear antes de hervir (no lo hicimos, y lo cortamos una vez hervido)
  • hervir (cocción) durante unas 3h. A la hora verificar con los dedos el estado de la fibra: que se desfibre.
  • Dejar enfriar
  • Una vez frío verter la lejía negra, (el agua de la cocción) por medio de cedazo.
  • Varios lavados de la fibra con agua corriente, ya tendrá algo de fibra disuelta así que siempre con cedazo para no perderla.
  • Batidora con la fibra en un cubo de agua limpia.
  • Verificar la fibra en el tarro con agua limpia: agitar, verla en suspensión, ver la densidad: es bueno cuando crea depósito.

Mítico Barbé! qué bien lo has captado Ana!
8.verificación: en transparencia con un tarro de cristal , agitando, se puede apreciar el estado de la fibra de esparto (cocida, lavada, cortada y batida) en suspensión. Cuando ya está a buen punto, se introduce en la tina de agua del formado del papel.
12. escurrido antes de depositarla en la fiselina
17. cubrir la hoja recién hecha con una fiselina. Colocar la manta encima. Poner otra fiselina para la próxima hoja…
18. Todas las hojas en sus fiselinas y mantas se pasan de nuevo por la prensa, y después se van colgando las fiselinas con el papel adherido para el secado!
1. la plantación y recolección (foto y plantas de Natalia Hevia): DEL PAPIRO UTILIZAMOS EL TALLO (no la hoja, ni la flor)
2. troceado : en este caso y en el de la yuca, por ejemplo, es mejor que estén secas (tallo en el papiro, hoja en la yuca), hacer corte longitudinal, , extraer la medula interna y entonces, trocear para meterlo a remojo (agua y sosa) de manera que se reblandezca antes de la cocción
10. formado de hojas
los cumpais papeleros en acción! Guayarmina y Juan
tallo del papiro fresco troceado
11. seguir colgando!
3. a remojo desde el día anterior.
7. y dale que te dale, lavado, filtrado , dale que te dale… hasta obtener la fibra en su estado ideal: 8. DESPUÉS VOLVER A CORTAR. 9.Y BATIR CON LA BATIDORA.

cap. 3 /3 y 4 de julio

papel con fibra de papiro

Esta vez vamos a empezar a la inversa, desde el final hasta el inicio, porque detrás de esta fina hoja de papel de papiro, hay un largo camino, necesario, como todo buen trabajo artesano, sin celerines, observando, amando lo que se hace, aprendiendo, repitiendo gestos y procesos, hasta obtener el resultado más perfecto posible.

4. cocción en agua y sosa durante unas 3-4 horas
5
5-6. lavados, varios!!! y a través de cedazo una vez completada la cocción hasta que el agua salga limpia (eliminando médula que no habíamos quitado! , sosa y lignina)

Los papeles realizados durante el taller

1.papel realizado con fibra de bambú
2.papel con fibra de esparto
3.papel con fibra de papiro

Una vez terminado el proceso de secado de los diferentes papeles, se retiran con suavidad de la fiselina y ya tenemos nuestros papeles! Al final hemos aprovechado las fibras para hacer mezclas en la tina: la primer papiro+ esparto, la última con todas las sobras: bambú+ esparto + papiro. Los diferentes colores son los que dan las propias fibras, puras y las mezclas. El papel con fibra de yuca hemos continuado a prepararlo Guayarmina y yo, ya estaba en remojo, y como no ha dado tiempo durante le taller, no pudimos evitar descubrir cómo sería su papel. Lo añadiremos por aquí en los próximos días!

detalle de la retirada de la fiselina cuando el papel ya está seco, colocando boca abajo el papel y retirándola con movimiento en diagonal, suavemente y ayudando al papel con la otra mano.

4.papel con mezcla de papiro y esparto
5.papel con mezcla de bambú, esparto y papiro.

¿no os habéis enamorado?

Incluso cuando la hoja no sale perfecta pero compone tus propias geografías?

detalles de las hojas de papiro al trasluz, donde se aprecia la fibra y su color. fotografías de Ana López.

Pitos y Flautas 26 junio: Concierto-espicha!

Es necesario llevar en sí mismo un caos, para poner en el mundo una estrella danzante. El caos creativo en “Así habló Zaratustra”, Nietzsche.

La idea era hacer algo festivo e informal donde juntarnos bajo la panera, a modo de filandón sonoro, y poner en práctica, ensayar, tantear lo que habíamos ido haciendo a lo largo de los encuentros anteriores de Pitos y Flautas; podía ser un caos, pero ya se sabe que del caos surgen las estrellas danzantes. Con Daniel y Fernando engalanamos la panera de PACA con objetos cotidianos, tradicionales herramientas y aperos que fueron utilizados como instrumentos sonoros, junto a otros más clásicos instrumentos musicales, como son las pandereteas y castañuelas. No os podéis imaginar la belleza de la lechera, una verdadera campana, profunda y prolongada, o el simple gesto de tomar agua del caldero esmaltado con la garfiella y el canxilón, un sonido que necesitaba su tiempo para que se dilatase y nos perdiéramos en él, mientras la chapa metálica, el cencerro, la pandereta se agitaban frenéticas, otro grupo estaba con las chillas construidas (chilla-espicha, porque después hubo comida) y aplicando la partitura de prefonema, palabra, relato, chilla. La dirección de orquesta fue rotando, Lucía, Martín, Natalia, Rosi…cada uno se fue acercando al objeto-sonido que más le interesaba, cada uno intentando modular, escuchar y sacar estrellas danzantes.

Concierto (fragmento) . Grabación y edición: Fernando Oyágüez

Daniel Franco: Pautas para el concierto. (grabación Fernando Oyágüez)

TUTTI PITOS! (edición y grabación: Fernando Oyágüez)

Concierto para panera silenciosa

La idea inicial era hacerla en casa Fombona, pero no pudo ser. Queda solo el aquí el registro de intenciones, que implicaba una suerte de andecha para limpiar la antojana de la casa donde se encuentra el hórreo y la panera de la casa. En cierta forma era este un concierto para hórreo y panera, para unas caserías que poco a poco se van quedando silenciosas, porque los modos de vida que les dieron forma han cambiado, y en este momento de transición en el que vivimos, parece que aún no ha llegado el tiempo del relevo para muchas de ellas. Caserías que se cierran, hórreos que se van cayendo, campos que llenan de matorral y biodiversidad que se pierde. Silencio en sus muros, ventanas y corralas, en los caminos, porque también las formas de socialización han cambiado y no hay muchas ocasiones para la reunión vecinal…y menos para las andechas y sestaferias, práctica de ayuda vecinal, reciprocidad y compromiso, cuando uno era y formaba parte de eso ahora tan nombrado: una comunidad.

foto de José Vélez, Sestaferia de mujeres. Muséu del Pueblu d’Asturies

Sea esta una acción sonora simbólica y reparadora, de cariño y atención por un patrimonio que es nuestro, por un paisaje y una forma de habitar que se está perdiendo y ahora, es tiempo de actuar, cuidar y reivindicar. Al final se hizo en la panera de PACA, en Casa Antonino, otra casería que cuando llegamos, ya estaba silenciosa y sola, espero que muchas otras puedan tener la suerte de casa Antonino, porque las casas de nuestras aldeas, construidas un tiempo piedra a piedra por sus moradores, además de hermosas, son historias de vida y llevan en sí implícitas una forma de habitar y relacionarnos con el territorio del que creo debemos aprender: volviendo a ellas. Si no, como decía Marc Augé, ni siquiera tendremos ruinas, porque no les damos ni tiempo, sino escombros y amnesia.

(…) Cada lugar tiene características propias y también participa de procesos comunes. La parroquia de Cenero, como área rural en estrecho contacto con la ciudad (Gijón) por su caracter periurbano, tiene muchas dinámicas propias de cualquier barrio urbano, no influye sólo la distribución geográfica o los usos económicos
del suelo sino también la estratificación social y cultural de la población.
En esta zona occidental de Gijón (a 10 Km del centro urbano) es donde se han ido asentando ya desde finales del s. XIX las principales infraestructuras e industrias de la ciudad (primero el tren asociado a la industria del carbón en las Cuencas Mineras, ya en s. XX autopistas, embalses hidroeléctricos, áreas logísticas, polígonos industriales y enlaces con el puerto marítimo, industria del acero, etc.) dando como resultado un paisaje frágil, caótico y residual, en el que mal a penas sobreviven pequeñas explotaciones agrícolas y ganaderas de gestión familiar (muchas de ellas cerrarán en el próximo decenio). Los hijos se han ido a la ciudad y no quieren volver. Tampoco parece que la administración haya sabido incentivar nuevas formas de diversificación de la economía local y en esto España-en general- creo que es bastante miope. Como afirma Adolfo García Martínez (profesor de antropología
cultural en la Uned, a quien hemos invitado en varias ocasiones) en una entrevista realizada durante Habitantes Paisajistas Agua en el 2016, el problema no es tanto económico, como cultural. El campo y lo rural se ha denostado y vaciado, asociando lo urbano con el progreso
económico, social y cultural, exacerbando polaridades y contrastes (cuando uno y otro forman parte de un mismo tejido, que recosido sería la base para una habitabilidad sostenible desde el punto de vista ecológico -en el sentido de las tres ecologías de F. Guattari: ambiental, social y mental-).
El drama es que este imaginario pervive aún hoy de forma generalizada tanto en los urbanitas, como en gran parte de la población que continua viviendo en pueblos y aldeas. La ciudad triunfa, los campos se abandonan. Las distancias (percibidas) se mantienen. Lo rural y
la cultura campesina se deposita en museos etnográficos, “convertido en un objeto de interés porque su peligro ha sido eliminado” (De Certeau, 1999:47). Lo que De Certeau llama “la belleza de lo muerto”, una muerte constante y silenciosa que se manifiesta en cada esquina: en los pastos que antes eran huertas y frutales, en los castaños cubiertos de hiedra, en los caminos que se cierran y olvidan, en el uso de herbicidas y pesticidas, en la proliferación de chatarras y derrumbes, en la mirada resignada, en la inercia. Los modos de vida urbanos que se han extendido por esta zona un tiempo netamente rural, han importado
también aislamiento y soledad. Cada vez se ven menos vecinos por los caminos. Casi todos usamos coche, la casa se cierra. Los más ancianos recuerdan con nostalgia los tiempos en que todos se ayudaban, los momentos de encuentro con ocasión de las tareas agrícolas. El tiempo de ocio se ha comercializado y desplazado a la ciudad, faltan lugares comunes en los que estrechar lazos de vecindario y amistad. Cenero mantiene la tendencia del medio rural asturiano: se caracteriza por un alto grado de masculinización, envejecimiento de la población e insuficiencia de algunos servicios básicos como el acceso a las nuevas tecnologías, transporte público, actividades culturales, ocio infantil… Las nuevas generaciones hemos tenido acceso a la universidad, viajado, ampliado nuestro patrimonio cultural personal, hemos tenido esa posibilidad, pero cuando despertamos, el pasado ya no estaba.
(…)

extracto de:

.

Pitos y Flautas_19 junio, con Daniel Franco y Fernando Oyágüez

cap.V. de Pitos y Flautas.
Esta vez nos hemos centrado en la construcción inicial de una chilla, inspirados por los reclamos que traía Fernando, una chilla-espicha; guiados por unas pautas de Daniel entorno a la escucha y los ritmos, los espacios y el silencio, hemos realizado nuestro ensayo coral de chilla en diálogo entre nosotros y con los trinos y paisaje sonoro del entorno, debajo de la panera. Siguió de la mano de Fernando una fase de audiciones, referencias en el ámbito de la visualización y manipulación de los registros sonoros, y la posterior grabación de nuestros propios: pre-fonemas, fonemas, relatos, onomatopeyas…etc que habíamos trabajado en los primeros encuentros con Daniel .

Nos acompañaron esta vez Susana y David de Grigri Projects que han pasado unos días en PACA para adentrase ya físicamente en el proyecto y confabular los próximos talleres de agosto en torno al kit de herramientas pedagógicas, así que comimos la paella de Susana, una delicia!, paseamos, compartimos lecturas y autores de referencia, y nos enamoramos del placer de compartir y seguir adelante en este proyecto! seguimos!

construyendo nuestra chilla: cubiertos de cartón, gomitas, cartoncillo y cinta de lazo. lista!
ensayo de concierto para chilla.
visualización del sonido con trucos caseros y recordándonos del baile de las células ciliadas…
células ciliadas..por cierto…
VARIOS RECLAMOS, instrumentos sonoros y kit de materiales para construirnos la chilla.
una herramienta colaborativa para la edición de sonido que hemos utilizado para intercambiar archivos y manipular sonidos, pistas: bandlab. También sencilla y útil para la edición de sonido audacity.
la maravillosa paella de Susana, un poco de mediterráneo en una Asturias, que esos días estaba lluviosa.
Nuestra CHILLA!
Los papales ahumados de Édouard-Léon Scott de Martinville, los fonoautogramas
Visualización y escucha de Carlos de Hita

Filandón sonoro

ensayos y herramientas

Inspirándonos en esta chilla que trajo Fernando, se ha construido durante el taller una “chilla -espicha”, que podremos utilizar como instrumento sonoro el día 26 de junio y tras el “concierto”· utilizar como cubiertos. Por aquello de aprovechar y que un apero u objeto tenga siempre más funciones de las previstas inicialmente… Sonar y comer !

Tras su construcción hemos realizado un breve ensayo a modo de fiandón sonoro, conversación en la que tan importante es hablar y sonar, como escuchar y respetar silencios y tiempos. Los días anteriores Fernando había compartido entre los participantes la herramienta digital para edición colaborativa de sonido bandlab, con la que hemos ido familiarizándonos y donde hemos cargado algunos archivos sonoros. La idea es familiarizarnos con esa manipulación de sonido, y pensar en el concierto no sólo desde el punto de vista musical, sino sonoro, explorando las posibilidades sonoras de los objetos cotidianos o tradicionales así como nuestras propias sonoridades (de ahí los prefonemas, las onomatopeyas, la inserción de relatos o retratos sonoros). Con-poner entre todos, apreciar ritmos, movimientos y relaciones en todo momento con el paisaje sonoro en el que nos encontramos.

el momento de las autograbaciones , registros sonoros de fonemas, onomatopeyas, relatos, prefonemas que después utilizaríamos en el concierto espicha del día 26 de junio.
intercambio de lecturas y referencias

links y algunas lecturas y reflexiones interesantes:

Thomas Osborne ve el archivo como un “centro de interpretación” (1999); la pregunta que hay que hacerse es ¿qué es lo que debe ser interpretado en primer lugar?, ¿la supuesta realidad que el registro sonoro pretende retratar o las políticas de su factura? http://resonancias.uc.cl/es/N%C2%BA-43/que-es-un-registro-sonoro-sobre-las-ilusiones-y-certezas-de-la-etnomusicologia.html

todo es cielo::: cianotipando (I) 22 de mayo, con Virginia López

Nos vamos acercando al manto…pero dando vueltas

I. Blu. Agua. Tierra. Cielo. Astros. Plantas.

•Paraíso representado por el orto conclusus del jardín medieval y monástico: La Fuente en el centro es un elemento recurrente en la evolución de los espacios verdes medievales. A menudo se identifica con la fuente de la eterna juventud o vida. En el Génesis II leemos: “y el río salió del Paraíso para regar el jardín, que así quedó dividido en cuatro partes” o en el Cantar de los cantares IV, 12: “Hortus conclusus soror mea sponsa hortus conclusus fons signatus” / “Huerto cerrado eres, hermana mía, esposa, jardín cerrado, fuente escondida”.

La dama y el unicornio: À mon seul désir ciclo de seis tapices. (Museo de Cluny, París)

La dama y el unicornio, tapiz flamenco del siglo XV, en estilo “millefiori” donde con influencia oriental se representa el jardín mágico, celestial y sensorial, el jardín de los deseos, en palabras de Rainer Maria Rilke, isla azul suspendida: (…) Aquí está siempre esta isla azul y ovalada, flotando sobre un fondo discretamente rojo (…)

Recogemos la fusión de espiritualidad y sensualidad, de amor y belleza, de un paraíso en la tierra, que como en los jardines medievales, produce gozo, salud y alimento. Color azul del agua y del cielo, fuente de vida a través de la tierra cultivada de azul, plantas que nos conectan con lo celeste, sol que hace que las imágenes se revelen.

*

Virginia López. Paisaje concentrado, 2019. captura vídeo a partir de cianotipias y fotografía estenopeica. Museo Termas romanas de Campo Valdés.

II. Los albores

¿Cómo nos relacionamos hoy con el medio natural?, ¿sigue actualmente lo mágico o lo espiritual habitando el mundo natural y agrícola? ¿cómo nos relacionamos con lo inabarcable, con lo desconocido? En un mundo donde la técnica y la ciencia parecen colmar muchas de nuestras incógnitas, donde el ser humano parece perseverar en dominar la naturaleza, ¿queda aún  espacio para lo misterioso y lo mágico, para la intuición y el asombro?
Al tiempo que nos hemos dotado de microscopios y telescopios para descifrar y contemplar lo micro y lo macro, la tierra y el cielo, nos hemos ido alejando de la naturaleza, la ciencia ha roto el vínculo emotivo y el universo simbólico que contenía, ninguna voz llega al ser humano desde piedras, plantas o ríos, deshabitados de mitos y espíritus, de sorpresa o irracionalidad (1). Creo, sin embargo, que nuestro mundo interior sigue necesitando un espacio simbólico: en la exploración científica del universo, hemos descubierto que casi todo el universo es invisible: rodeados de billones de galaxias y estrellas
, “una vastedad inabarcable nos rodea“. (2)

Estas imágenes de inicios de la fotografía son siempre resultados en parte imprevistos, materias sensibles e inestables que nacen en la oscuridad o se fijan con la luz del sol. Sus procedimientos técnicos tienen un fuerte componente alquémico, persiste la huella de lo mágico. Siempre que la técnica está en los albores y realiza sus primeras experimentaciones, mantiene viva la intuición, algo de sorpresa, de fulgor, de inesperado. (Paisaje concentrado, Virginia López 2019)

*

III. Caro Piero

la idea surgió en realidad hace un par de años, en la última edición de Habitantes Paisajistas que giraba en torno a hórreos y paneras y se hablaba ya de los usos habitacionales, usos que siempre tuvieron porque no hay casi hórreo o panera que todavía no conserve una cama dentro. Me fijé en las hermosas telas que cubrían los viejos colchones de lana, me rondaba la idea de hacer una tela cuyos motivos decorativos aludiesen a los paisajes que habitan dentro y entorno a estas cajas recolectoras (plantas, cultivos), así como a los motivos que decoran sus liños y colondras relacionadas en parte con un universo simbólico ligado a la tierra, los astros, los misterios de la naturaleza y el deseo de protección. Hice una primera prueba. Se juntó la “Madonna del Parto” de Piero della Francesca, con su manto protector azul, y cuyo padre era productor de azul pastel (cultivando en sus tierras la isatis tinctorea) …de todo eso sale la historia de la colcha-vestido.

*

IV. Ahora sí, vamos con nuestro taller de cianotipa

“Ocean flowers: Anna Atkins’s cyanotypes of British algae”. New York Public Library Digital Gallery, 11 agosto 2009

I. Intro

La cianotipia es un antiguo procedimiento fotográfico monocromo con el que se obtiene una imagen en color azul de Prusia, llamada cianotipo (blueprint, en inglés). Fue inventado en 1842 por Sir. John Herschel, basándose en su descubrimiento de sales de hierro fotosensibles. Nuestra querida Anna Atkins, (1799-1871) quien hoy es considerada como la primera botánica que transformó las algas en un objeto artístico ( Bristish Algae), es la autora de las más famosas cianotipias: mediante un innovador uso de las nuevas tecnologías de su tiempo, esta creativa mujer puso de relieve el excepcional potencial de la fotografía en los libros de ciencia. El proceso se basa en la aplicación de una solución fotosensible sobre una superficie, normalmente papel, que se deja secar en la oscuridad. Al exponer la superficie a la luz ultravioleta, el hierro en las áreas expuestas se reduce, cambiando al color azul (cian) que da nombre al procedimiento. Las estampaciones pueden hacerse con negativos, o con cualquier objeto cotidiano. La impresión es siempre por contacto. El proceso se adapta bien a los tejidos que contienen fibras naturales o superficies porosas.

2. receta y materiales:

25g di citrato férrico amoniacal verde en 100ml de agua destilada

10-25g de ferricianuro postasico en 100ml de agua destilada.

Las dos soluciones se conservan indefinidamente. Una vez mezcladas al 50% hay que utilizarlas en el día y mantenerlos en la oscuridad.

  • Otros materiales:
  • 2 Frascos opacos con tapón
  • Medidores:  hasta 100ml aprox.
  • Cristales
  • Pinzas y guantes de protección
  • brochas planas
  • Maderas de soporte para estirar la tela durante la sensibilización y luego para insolar con un cristal encima.
  • Cubetas de lavado (2ó3)
fotolito preparado para la próxima sesión de cianotipias en julio!
cianoipia realizada por Rosi Pintueles durante el taller.

3. cianotipando todo el día…taller con Virginia López

23 de mayo

Tuvimos que cambiar el día porque el sábado 22 estaba nublado, así que el domingo nos dimos un buen día cianotipero, sol + cielo azul = stampa blu!! , los próximos talleres de cianotipia dentro del proyecto #agropolitana2021 serán en julio 😉
notas de campo: la vida de las plantas, los paisajes y símbolos astrales de las paneras, los ritos de paso de la oscuridad a la luz, las recolecciones, los tiempos, observar, el mutar, la alquimía, todo es cielo… ” Tutto ciò che vive su Terra ha natura astrale. Non v’è che cielo, ovunque, e la terra ne è una porzione, uno stato di aggregazione parziale.” cita de Coccia que me recordaba un nuevo amigo también liado entre isatis y cianos…
En julio más quridxs!

cianotipia realizada por Natalia Hevia durante el taller.
cianoipia realizada por Rosi Pintueles durante el taller.
cianotipia realizada por Virginia López (tela)
cianotipia realizada por Virginia López (tela)

segundo taller de cianotipia (10 de julio) con más detalles técnicos y telas comunitarias> https://agropolitana.wordpress.com/2021/07/13/cianotipando-ii-10-julio-con-virginia-lopez/

algunos links sobre la técnica de la cianotipia, entre los muchísimos que hay! :

https://www.cyano.org/

https://www.instagram.com/cyano.true/

https://petapixel.com/2021/06/03/this-is-the-first-video-made-entirely-of-hand-processed-cyanotypes/?fbclid=IwAR1QEFj6wittJicWvswxXf9xcYwOdUbiIZ7kgzl4BpJWpFL4dm1ERTD13Y0

https://blog.scienceandmediamuseum.org.uk/introduction-cyanotype-process/

paseos etnobotánicos con Lorena Lozano

RECOLECTORES

Entre abril y mayo documentaremos con fotografías y dibujos de la mano de Virginia López los motivos decorativos pintados y tallados en las paneras y hórreos del entorno. En junio, recolectaremos plantas y cultivos locales que se prensarán y secarán, a través de paseos etnobotánicos colectivos junto a Lorena Lozano (Econodos).

Estos materiales servirán para la elaboración de negativos en los talleres de fotografía (cianotipia) que tendrán lugar a lo largo del mes de julio.

17 ABRIL Y 8 MAYO: paseos por hórreos y paneras de Trubia y Veranes con Virginia López. (SÁBADOS de 11.00A 14.00h)
5 JUNIO y 12 JUNIO: paseos etnobotánicos con Lorena Lozano (Econodos) (SÁBADOS de 11.00A 14.00h)

Lorena Lozano ha desarrollado su proyecto Herbarium. Perspectivas sobre naturaleza y cultura desde el 2013, en su web encontráis referencias interesantes y links relacionados con Herbarium, herbarios y etnobotánica:

fotografía de Ana López
BOUQUET CON LIRIO, UMBELIFERA, COLA DE CABALLO, GRAMÍNEAS …
cola de caballo. especie protegida. foto de Ana López
Mariana en plena recolección. foto de Ana López

ya de regreso a PACA:

fotografía de Ana López
familia del hinojo….Las UMBELÍFERAS. foto de Ana López
grupillo de HEPÁTICAS entre MUSGOS en el canal del lavadero de les Quintanes.

HELECHO LENGUA DE CIERVO (Phyllitis scolopendrium). especie rara que no debemos recolectar! grupo de los PTERIDOFITOS junto a musgos y colas de caballo.
Dibujar es conocer, requiere tiempo, observación, olvidarse de sí mismo y ser brizna. Dibujo realizado por Ana López.
Fichas repartidas por Lorena para facilitar la identificación y clasificación de nuestras recolecciones.
micro y macro: Lorena Lozano mostrando algunas flores, sus órganos, polen…dentro de la panera.
realización de fichas, composición y prensado.

paseo del

5 de junio

El encuentro es como siempre a las 11.00h en PACA, la primera parte consiste en un breve paseo por senderos y prados del entorno de PACA, en las aldeas de Trubia y Veranes para recolectar algunas plantas. A la vuelta hacemos el proceso de identificación, consulta de libros, selección y prensado, así como visualización con microscopio. 

El sábado 5 de junio el paseo ha sido tomando el Camín de la Pepuca que sale del Camín de Fonfría , adentrándonos por un sendero hoy interrumpido y prácticamente en desuso, Camin de Bayaos que unía la Fuente, lavadero y abrevadero de Fonfría (Trubia) con la fuente, lavadero y abrevadero de Les Quintanes (Veranes). A su paso se encuentra a mano izquierda e inmersa en el bosque la fuente del Castañeu, utilizada hace años para el lavado del mondongo, por quedar apartada, sin lavadero y dentro del bosque. Un caminar de fuente a fuente, a la vera del arroyo de la Fuente del Noval, entre aguas y sol.

Cuántos caminos y senderos se van perdiendo, cuántas fuentes se esconden entre los helechos, cuántas aguas cantarinas y vivas se van muriendo entre vertidos contaminantes… y aún así la biodiversidad sigue resistiendo, apenas nos vamos acostumbrando a mirar con calma, a modular verdes, a bailar el vals de las gramíneas!

Fuente del Castañeu entre Trubia y Veranes
Llegada al lavadero de Les Quintanes. foto Ana López
recorrido
rosa canina o escaramujo, familia de las ROSÁCEAS muy habitual enredada entre setos y zarzas. foto Ana López

un poco de bibliografía :

  • Herminio S. Nava Fernández, María Ángeles Fernández Casado y Juana Martino Iglesias, “Los narcisos silvestres del Principado de Asturias y áreas próximas“, Documentos9. 2013. Jardín Botánico de Gijón.
  • Ignacio Abella, “La magia de los árboles . Simbolismo, tradiciones y mitos”. Plantación y cuidados. Integral.2008
  • Guía práctica ilustrada de la flora“. Editorial Blume. (muy buen editorial y muy práctica, Lorena Lozano la recomienda)
  • Adalberto y Gabriele Peroni, “Le pteridofite della provincia di Varese” , Quaderni del Sistema Museale Alta Valle Olona.
  • Polunin Oleg, “Guía de campo de las flores de Europa“. ed. Omega. Barcelona, 1977.
  • web del jardín Botánico de Gijón, con numerosas publicaciones: plantas medicinales, plantas melíferas …etc

también nos encontramos con esto!!!: parásito total, sin clorofila, se alimenta de las raíces de la planta huésped: familia de las OROBANCAS. “RABO DE lOBO (Orobanche minor).

recolectando por los márgenes de la finca de PACA
Lucía, flor entre las flores, dibujando.
Alejandro y la malva
Orchis mascula, orchidacea. En la orilla del riachuelo, linde sur de PACA.
manzano jóven en la pomar de PACA
el 2 de mayo llegó este enjambre a PACA! en la rama de una pescal
flor del nabo en marzo, huerta de PACA.

paseo del

12 de junio

Esta vez hemos hecho un paseo breve por la finca de PACA, para tener más tiempo para la identificación, el dibujo y la elaboración del herbario con selección de plantas, colocación en pliegos, preparación de las fichas y prensado. También aprovechamos para dedicar especial atención a las aromáticas, medicinales y melíferas como la celidonia, la malva, la pasionaria que nos trajo Rosi, el espliego, limonero, caléndula, ginesta, la santolina, el romero…algunas como la celidonia crecen de forma espontánea cerca de los muros y caminos, otras son cultivadas para ayudar a los polinizadores (tan importantes además para quienes tenemos manzanos o pomares) aunque no son tan propias de esta zona de Asturias (espliego, santolina, ginesta…) .

La polinización es el proceso vital de las plantas que permite su fecundación, con la consiguiente producción de frutos y semillas para perpetuarse.
Hasta el momento se han identificado más de 50 especies de insectos, principalmente, que acuden a las pomaradas asturianas para alimentarse, contribuyendo así a la polinización de sus flores. Entre ellos destaca la abeja doméstica Apis mellifera. Pero no es la única.! Junto a ella trabajan otros polinizadores silvestres (coleópteros, himenópteros, lepidópteros, dípteros, etc.)
El manzano florece entre abril y junio pero no todas sus variedades lo hacen a la vez. Este hecho permite que, en una pomarada, el servicio de la polinización se cubra con
menor número de organismos que pueden alternar su trabajo en ese periodo de tiempo, a medida que se sucede la floración de cada variedad.

En Asturias y en el ámbito cantábrico en general, factores como la gran diversidad de la cubierta vegetal y la escasa agricultura intensiva, suponen una oferta
natural de alimento para los polinizadores, mucho más variada y prolongada en el tiempo que en otros territorios.
Se ha constatado mayor presencia de polinizadores en las plantaciones con suelos menos desbrozados, y por tanto con mayor diversidad en flora.

Los científicos estiman que hasta el 50% de la producción y calidad de la sidra depende de una buena y correcta polinización de los manzanos. La sidra es, tras la leche y la carne, el tercer productoagroalimentario más importante en nuestra región (…) . fuente : folleto Jardín Botánico Atlántico de Gijón “Cultivos tan importantes para la agricultura en Asturias, para nuestra alimentación y para la producción de sidra como las manzanas podrían ver reducida su producción hasta un 90% por la pérdida de insectos polinizadores”, ha afirmado Luís Ferreirim, responsable de la campaña de Agricultura de Greenpeace.

Greenpeace ha presentado en el 2015 el informe Alimentos bajo amenaza. Valor económico de la polinización y vulnerabilidad de la agricultura española ante el declive de las abejas y otros polinizadores en el que revela cuál es el beneficio económico de la polinización por insectos para la agricultura española y para cada una de las comunidades autónomas. La organización analiza el grado de vulnerabilidad de la agricultura ante la pérdida de estos insectos y cómo los plaguicidas representan una amenaza directa a sus poblaciones en España. Asturias destaca por ser la comunidad autónoma más amenazada por esta desaparición puesto que supondría una pérdida económica del 34% en su agricultura. Esto se debe en particular al gran peso económico que tiene el sector frutícola en la agricultura asturiana, y en particular el cultivo de manzanas, ingrediente de uno de los productos más conocidos de Asturias, la sidra.


Las principales conclusiones del informe son que:

  • el 70% de los principales cultivos de la agricultura española para consumo humano dependen de la polinización por insectos. Es decir, ¾ partes de los cultivos para alimentación humana están amenazados por su desaparición. En Asturias la cifra es del 74%
  • Asturias es la CC. AA. más amenazada por la pérdida de insectos polinizadores con una vulnerabilidad del 34% seguida de Cataluña (25% de vulnerabilidad), de la Región de Murcia (24%), Aragón, (17%) y Galicia (16,5%);

Qué puedes hacer para ayudar a los polinizadores?
• Selecciona esquemas agronómicos que favorezcan la riqueza de polinizadores tales como el mantenimiento de márgenes con flores o la creación de hábitats naturales.
• Utiliza productos agroquímicos de forma sostenible: evita el uso de pesticidas que tengan efectos negativos en las abejas y reduce el uso de herbicidas que eliminen las plantas con flores.
• Deja terrenos sin cultivar para que se colonicen por flores silvestres. Los polinizadores se pueden beneficiar de los recursos florales y lugares para anidar.
• Utiliza cultivos de floración masiva (ej. colza, trébol, altramuces) como parte del sistema de rotación para proporcionar néctar y polen para las abejas. fuente: http://www.step-project.net/

tras la recolección, Lorena ha explicado grupos, principales familias e identificado las plantas recolectadas. Seguimos con un tiempo para que cada uno manejase los libros a disposición, las lupas, observar, dibujar… mientras por grupos dentro de la panera Lorena a través de lupa y proyección hacía de lo micro, macro, un mundo maravilloso en detalle.
Martín con la flor del calabacín
Carmen preparando su hoja del herbario con la santolina.
esos queridos ombligos de venus en plena floración que cubren muros de espacios húmedos y sombríos y que además tienen propiedades cicatrizantes-medicinales (hojas machacadas en cataplasma sobre la herida, o simplemente quitarle la piel y aplastar la hoja contra la herida, la tirita de antaño 😉 y culinarias (hojas y peciolos, basta solo lavarlos, no hace falta pelarlos)
Stefania dibujando el espliego
Alejandro y su malva
Celidonia o CIRIGÜEÑA (en Asturias)

y ya que con el ombligo de venus tenemos la “tirita”, con la celidonia tenemos el “betadine”! El nombre científico proviene del griego, chelidon, golondrina. Se cuenta que las golondrinas exprimen el jugo de esta planta en los ojos de sus crías para destruir la membrana ocular que les impide la visión en los primeros momentos de su vida. Por otra parte florece cuando aparecen las golondrinas.

Pitos y Flautas 24 abril

24 abril seguimos con Fonemas y onomatopeyas.

con Daniel Franco

 Hacer / No hacer / Hacer otra cosa
(pauta absoluta. Alexander)

MESA con las transcripciones gráficas de los sonidos, escuchados y accionados durante las exploraciones individuales en los espacios de PACA. Foto Ana López

Ana López explorando el sonido de la puerta del horno de pan, horno que ella también construyó durante el proyecto Habitantes Paisajistas PAN 😉
Beatriz y los iris
Mariana

I. FONEMAS Y ONOMATOPEYAS (continuación del primer encuentro del 10 de abril)

24 de abril

FONEMAS

Mover-sonar. (Individual/parejas. La emisión de un sonido produce un movimiento o viceversa la ejecución de un movimiento produce un sonido.

ONOMATOPEYAS

Recorrido Onomatopeya

  • Individual. Guiado por la escucha realizar recorridos y acciones. Intentar imitar fónicamente los sonidos escuchados o producidos. Buscar una transcripción espacial gráfica y/o fonética de dichos recorridos sonidos y acciones).
  • puesta en común. Concierto. Grabación.
Lucía en un momento de escucha en la pomar de PACA
algunas referencias de partida: el libro colectivo realizado durante Habitantes Paisajistas: objetos ((eco)). Arqueología de los afectos

.

Momento de puesta en común y concierto de onomatopeyas
Mover-sonar. (Individual/parejas. La emisión de un sonido produce un movimiento o viceversa la ejecución de un movimiento produce un sonido
50 x 34.5 cm (19.67 x 14″) poster silkscreened in gold and blue ink on thick uncoated paper stock. Inscribed and signed in pencil by the artist. An unfolded, inscribed, and signed example of Chopin’s tribute to Burroughs originally issued as a folded poster in ‘Revue Ou 38-39’. The uncoated paper has absorbed various amount of the gold pigment resulting in a detailed mottled texture which let’s the letterforms pop. A decadent example of concrete poetry from the incredibly talented French artist, poet, and publisher. Inscribed and signed in pencil at lower left margin. Handling creases along margins, and light curling to sheet from being store in a tube, else fine.
Giovanna Sandri, 41 09 13, 1977
Martin Hogue,Fake Fake Estates Reconsidering Gordon Matta-Clark’s Fake Estates, Syracuse, NY, 2006
Murray Schafer-score-Jun18-1024×763
Copia de François Dufrêne 87

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora